Cómo se convirtió An-Nayashi al Islam

An-Nayashi

“¡Oh, sacerdotes y monjes, casi no hay diferencia entre lo que dicen sobre Ibn Mariam y lo que decimos!” (An-Nayashi

Su nombre era ´Ashama ibn ´Abjar. Se menciona en la tradición profética narrada por Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él), que el Profeta (la paz sea con él) informó a sus compañeros sobre la muerte de An-Nayashi y luego se adelantó (para dirigir la oración) y la gente se alineó detrás de él en filas y pronunció cuatro Takbirs. (Al-Bujari)

El número de musulmanes aumentó durante el quinto año de la misión del Profeta (la paz sea con él), pero no pudieron enfrentarse a la tribu de Quraish y defenderse de la opresión, la compulsión y la transgresión.

Debido a su preocupación por sus compañeros y por proteger a los pocos y débiles creyentes, el Profeta (la paz sea con él) les aconsejó que emigraran a Abisinia, pues allí reinaba un rey no opresor. Por esa razón, ochenta personas emigraron allí, pero los Quraish enviaron a ´Amr ibn Al-´Aas y a ´Imarah ibn Al-Walid en su persecución. Se encontraron con An-Nayashi y le ofrecieron un regalo que habían llevado, y ´Amr ibn Al-´Aas le dijo a An-Nayashi que “la gente de nuestra tierra abandonaron nuestra religión y ahora están en tu tierra”. An-Nayashi preguntó “¿Están en mi tierra?”. “Sí”, dijeron. «Así que nos mandó llamar y Ya´far nos dijo que ninguno de nosotros hablara, que él hablaría por nosotros. Así que llegamos a An-Nayashi mientras él estaba sentado con ´Amr y ´Imarah, y los sacerdotes estaban sentados».

`Amr e` Imarah dijeron: “No se arrodillan ante ti”. «Cuando lo encontramos, los sacerdotes y los monjes nos dijeron apresuradamente “Arrodillaos ante el rey”. Pero Ya´far dijo: “Solo nos arrodillamos ante Allah, Glorificado y Exaltado Sea Él”. Ya´far continuó diciendo: “Cuando finalmente nos encontramos con Al-Nayashi, él dijo, “¿Qué te detuvo de arrodillarte?” Ya´far dijo: “Solo nos arrodillamos ante Allah”. Entonces An- Nayashi le preguntó: “¿Qué sucede contigo?” Ya´far respondió diciendo que “Allah envió un Mensajero de entre nosotros que fue anunciado por Isa ibn Maryam (la paz sea con él). Su nombre es Ahmad y nos ordenó adorar a Allah y no asociar otra deidad con Él, establecer la oración y dar zakah, y también ordena lo correcto y prohibió lo incorrecto”. An-Nayashi admiró su voz. Cuando ‘Amr ibn Al-‘Aas vio esto, dijo: “Oh, querido rey, su creencia va en contra de la tuya en lo respectivo a ‘Isa ibn Maryam”.

“¿Qué dice tu apóstol de Ibn Maryam?”, Preguntó An-Nayashi. Ya´far respondió diciendo que “Él dice lo mismo que Allah dice sobre él, que él es el espíritu y la palabra de Allah que lo creó a través de la Virgen María que no fue tocada por humanos”. Al escuchar esto, An-Nayashi tomó un pedazo de hierba del suelo y dijo: “¡Oh, sacerdotes y monjes, casi no hay diferencia entre lo que dicen sobre Ibn Maryam y lo que decimos!” Luego se volvió hacia los compañeros y les dijo: “Vosotros sois bienvenidos y vuestro profeta también es bienvenido. Testifico que él es el Mensajero de Allah, y que es él quien fue anunciado por ´Isa. Excepto por el reino que gobierno, iría a besar sus zapatos”».

Después de ese evento, hubo una gran perturbación en Abisinia, ya que los cristianos no estaban contentos con lo que había sucedido. An-Nayashi se convirtió al Islam en secreto y hubo una guerra entre su ejército y otra secta, que An-Nayashi ganó. Los musulmanes se sintieron seguros allí y comenzaron a difundir la religión del Islam. An-Nayashi permaneció en su fe hasta que murió. Entonces el ángel Yibril (la paz sea con él) se acercó al Profeta (la paz sea con él) anunció la muerte de An-Nayashi, por quien el Profeta ofreció la oración fúnebre.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.