Dios es el Defensor

Por Redacción

Los nombres y atributos de Dios incluyen “el Defensor” y “Aquel cuya Ayuda Se Busca” (“Al-Musta`an” en árabe). Puesto que el Señor de este universo es capaz de todo, es Aquel cuya ayuda se Busca. Es Él quien ayuda a sus criaturas, pero no pueden ayudarlo. Es Aquel cuya ayuda se busca, pero Él no busca la ayuda de los demás.

Dios defensor

¿Cómo podemos creer en un supuesto dios que buscó ayuda de Dios?

El Defensor en el Islam

En el Corán, Dios (llamado “Allah” en árabe) se describe como “el Aliado” y “el Ayudante”. Leemos:

Pero Allah conoce mejor a vuestros enemigos. Allah es Suficiente Aliado y Suficiente Defensor. (An-Nisaa’ 4:45)

Dios también es descrito como “Aquel cuya ayuda se busca”. Leemos:

Di: ¡Señor mío! Juzga con la verdad. Nuestro Señor es el Misericordioso, Aquel a Quien recurrir contra lo que atribuís. (Al-Anbiyaa 21: 112)

También es descrito como “el Cercano”. Leemos:

Y cuando Mis siervos te pregunten sobre Mí… Yo estoy cerca y respondo al ruego del que pide, cuando Me pide; así pues que ellos Me respondan y crean en Mí, ¡ojalá se guíen rectamente! (Al-Baqarah 2: 186)

Además, también es descrito como el “que todo lo escucha”. Leemos:

Di: La Verdad ha venido y lo falso no puede dar comienzo a nada ni repetirlo. Di: Si me extravío, sólo lo haré en perjuicio propio y si me guío es gracias a lo que mi Señor me ha inspirado; es cierto que Él es Quien oye y Quien está cercano. (Saba’ 34: 49-50)

Además, también es descrito como el que responde. Leemos:

Y a los Zamud, su hermano Salih, que dijo: ¡Gente mía! Adorad a Allah, no tenéis otro dios que Él; os creó a partir de la tierra e hizo que vivierais en ella. Pedidle pues perdón y volveos a Él, es cierto que mi Señor está Cercano y responde. (Hud 11:61)

El ayudante en el cristianismo

En la Biblia, el Antiguo Testamento describe a Dios como “el Ayudante”. Leemos: Por el Dios de tu padre, el cual te ayudará, Por el Dios Omnipotente, el cual te bendecirá Con bendiciones de los cielos de arriba, Con bendiciones del abismo que está abajo, Con bendiciones de los pechos y del vientre. (Génesis 49:25).

El Antiguo Testamento también describe a Dios como “el Contestador”. Leemos: “Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con él estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, y limpiaos, y mudad vuestros vestidos (Génesis 35: 2-3).

Irónicamente, encontramos que Jesús, que es tomado como Dios en el Cristianismo, busca la ayuda de Dios en más de una situación. En el Nuevo Testamento, por ejemplo, leemos:

“Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú”. (Mateo 26:39)

También leemos: Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? (Mateo 27:46)

Leemos además: Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes. (Lucas 23:34)

La historia de Lázaro nos dice que su hermana Marta le pidió a Jesús que lo devolviera a la vida porque sabía que Dios le concedería a Jesús todo lo que le pidiera.

En realidad, Jesús le pidió a Dios que trajera a Lázaro de nuevo a la vida para que la multitud creyera que era un mensajero enviado por Dios. Leemos:

“Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto. Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará. […] Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado. Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir”. (Juan 11: 21-44).

Finalmente, podemos preguntarnos: ¿cómo podemos creer en un supuesto dios que buscó ayuda de Dios?


Referencias:

1- El Corán Glorioso

2- La Santa Biblia (Visita biblegateway.com)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.