La obediencia a los gobernantes

Obediencia a los gobernantes

Todas las religiones divinas ordenan la obediencia a los gobernantes y prohíben desobedecerles e insultarles.

Todas las religiones divinas ordenan la obediencia a los gobernantes y prohíben desobedecerles e insultarles, pues velan por la gente.

El Antiguo Testamento prohíbe maldecir a los gobernantes. Es importante que la prohibición de maldecir a los gobernantes viene justamente después de la prohibición de la blasfemia de Dios. En el Antiguo Testamento, leemos el siguiente versículo: “No blasfemarás contra Dios y no maldecirás al jefe de tu pueblo”. (Éxodo 22:28).

El Nuevo Testamento ordena la obediencia y sumisión a los líderes porque ellos vigilan las almas. Leemos los siguientes versículos: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso”. (Hebreos 13:17)

El Corán también ordena la obediencia a los gobernantes. Leemos el siguiente versículo:

¡Vosotros que creéis! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero y a aquéllos de vosotros que tengan autoridad. Y si disputáis sobre algo, remitidlo a Allah y al Mensajero, si creéis en Allah y en el Último Día. Esto es preferible y tiene mejor resultado. (An-Nisaa’ 4:59)

El Profeta Muhammad dejó claro que la obediencia a los gobernantes que él designó significaba la obediencia a él, y que la desobediencia a aquellos gobernantes significaba la desobediencia a él. Confirmó que la obediencia a él significa obediencia a Dios y que la desobediencia a él significa desobediencia a Dios.

Abu Huraira narró que el Mensajero de Allah dijo: “Quien me obedece, obedece a Allah, y quien me desobedece, desobedece a Allah, y el que obedece al gobernante que yo designo, me obedece, y el que le desobedece me desobedece”. )

El Profeta Muhammad predijo que sería sucedido por unos líderes que no seguirían su guía. Sin embargo, ordenó que esos gobernantes también debían de ser obedecidos.

Se ha narrado de que el Profeta Muhammad dijo: “Vendrán líderes que no seguirán mi guía y no seguirán mi Sunnah. Habrá entre ellos hombres que tendrán corazones de demonios en los cuerpos de humanos”. Un compañero del Profeta Muhammad le preguntó: “¿Qué habré de hacer, oh mensajero de Allah, si llego a eso?” Él respondió: “Deberías oír y obedecer al gobernante, incluso si él azota tu espalda y toma tu riqueza, aún deberás de escuchar y obedecer”. (Muslim)


Referencias:

  • El Glorioso Corán
  • Sahih Al-Bujari
  • Sahih Muslim
  • La Santa Biblia
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.