Los profetas más importantes en el cristianismo y el islam: El Profeta David

david goliat

David en la Biblia mató a hombres y mujeres y fue tan polígamo que incluso cometió adulterio

El profeta David fue el padre del profeta Salomón. Eran profetas de los hijos de Israel. El profeta David es uno de los profetas que tanto el cristianismo como el Islam honran y alaban.

Sin embargo, la biografía del Profeta David en la Biblia contiene refutaciones de muchos de los recelos que se suscitan acerca del Profeta Muhammad.

Vamos a saber más sobre el carácter del Profeta David en el cristianismo y el Islam de acuerdo con la Biblia y el Corán.

El Profeta David en el cristianismo

En la Biblia, el cristianismo honra y alaba al profeta David. Por ejemplo, en el Antiguo Testamento, el Profeta David se describe como exitoso en todo lo que hizo porque Dios era él.

Leemos: “Y David se conducía prudentemente en todos sus asuntos, y Jehová estaba con él”. (1 Samuel 18:14).

La Biblia dice que Dios le dio a David la victoria donde quiera que fue. Leemos: “Puso luego David guarnición en Siria de Damasco, y los sirios fueron hechos siervos de David, sujetos a tributo. Y Jehová dio la victoria a David por dondequiera que fue”. (2 Samuel 8: 6)

La Biblia nos dice que el Profeta David mantuvo la justicia y la equidad con todo su pueblo.

” Y reinó David sobre todo Israel; y David administraba justicia y equidad a todo su pueblo”. (2 Samuel 8:15).

El Profeta David en el Islam

El Islam honra y elogia al Profeta David. El Corán nos dice que Dios le dio el reinado, la profecía y el conocimiento. Leemos:

Daud mató a Yalut y Allah le concedió la soberanía y la sabiduría; y le enseñó lo que quiso. (Al-Baqarah 2: 251)

El profeta David también es descrito como “vuelto a Dios repetidamente” y “dotado de sabiduría y discernimiento en el habla”. Leemos:

Ten paciencia con lo que dicen. Y recuerda a Nuestro siervo Daud, el que había sido dotado de fortaleza; es cierto que él se volvía mucho a su Señor. Le subordinamos las montañas que con él glorificaban al anochecer y al amanecer. Y las aves reunidas, todas obedientes a él. Fortalecimos su reino y le dimos sabiduría y un juicio certero. (Saad 38: 17-20)

El Corán nos dice que Dios favoreció a David con las escrituras “Salmos”. Leemos:

Hemos dado preferencia a unos profetas sobre otros. Y a Daud le dimos los Salmos. (Al-Israa’ 17:55)

El Corán nos dice que Dios también favoreció al Profeta David con repetidas alabanzas de las montañas y las aves y con la capacidad de moldear el hierro. Leemos:

Y así fue como dimos a Daud una gracia procedente de Nos: ¡Montañas, acompañad su glorificación, y las aves también! E hicimos el hierro blando para él. ¡Haz cotas de malla dándoles su justa proporción! ¡Y obrad con rectitud!, pues es cierto que veo lo que hacéis. (Saba’ 34: 10-11)

Por lo tanto, el Corán nos dice que Dios hizo de David un representante en la Tierra. Leemos:

¡Daud! Te hemos hecho representante Nuestro en la tierra, juzga pues entre los hombres con la verdad y no sigas los deseos, ya que te extraviarían del camino de Allah; cierto que aquéllos que se extravían del camino de Allah tendrán un violento castigo por haberse olvidado del Día de la Cuenta. (Saad 38:26)

Comentarios

A pesar del honor y alabanza del Profeta David por la Biblia, retrata el carácter del Profeta David de tal manera que refuta muchos de los recelos que se suscitan acerca del Profeta Muhammad como la violencia, el concubinato y la poligamia.

David y la violencia

La Biblia nos dice que David mató a doscientos filisteos y presentó sus prepucios como una dote para la hija del rey. Leemos:

Y Saúl dijo: Decid así a David: El rey no desea la dote, sino cien prepucios de filisteos, para que sea tomada venganza de los enemigos del rey. Pero Saúl pensaba hacer caer a David en manos de los filisteos. Cuando sus siervos declararon a David estas palabras, pareció bien la cosa a los ojos de David, para ser yerno del rey. Y antes que el plazo se cumpliese, se levantó David y se fue con su gente, y mató a doscientos hombres de los filisteos; y trajo David los prepucios de ellos y los entregó todos al rey, a fin de hacerse yerno del rey. Y Saúl le dio su hija Mical por mujer. (1 Samuel 18: 25-27)

La Biblia también nos dice que el Profeta David solía matar a hombres y mujeres sin discriminación y atacaba zonas sin dejar a nadie vivo, hombre o mujer. Leemos:

Y asolaba David el país, y no dejaba con vida hombre ni mujer; y se llevaba las ovejas, las vacas, los asnos, los camellos y las ropas, y regresaba a Aquis. Y decía Aquis: ¿Dónde habéis merodeado hoy? Y David decía: En el Neguev de Judá, y el Neguev de Jerameel, o en el Neguev de los ceneos. Ni hombre ni mujer dejaba David con vida para que viniesen a Gat; diciendo: No sea que den aviso de nosotros y digan: Esto hizo David. Y esta fue su costumbre todo el tiempo que moró en la tierra de los filisteos. (1 Samuel 27: 9-11)

David y las mujeres

La Biblia nos dice que el Profeta David tomó para sí un número ilimitado de esposas y concubinas. Leemos:

Y tomó David más concubinas y mujeres de Jerusalén, después que vino de Hebrón, y le nacieron más hijos e hijas. (2 Samuel 5:13).

Según la Biblia, las esposas más prominentes de David fueron Michal, Abigail y Ahinoam. Sobre ellas, leemos:

Y levantándose luego Abigail con cinco doncellas que le servían, montó en un asno y siguió a los mensajeros de David, y fue su mujer. También tomó David a Ahinoam de Jezreel, y ambas fueron sus mujeres. Porque Saúl había dado a su hija Mical mujer de David a Palti hijo de Lais, que era de Galim. (1 Samuel 25: 42-44)

Entre las esposas del profeta David también estaban Maaca, hija de Talmai y madre de Absalón; Haguit, madre de Adonías; Abital, madre de Sefatias; y Egla, madre de Itream. Acerca de ellas, leemos en la Biblia:

Y nacieron hijos a David en Hebrón; su primogénito fue Amnón, de Ahinoam jezreelita; su segundo Quileab, de Abigail la mujer de Nabal el de Carmel; el tercero, Absalón hijo de Maaca, hija de Talmai rey de Gesur; el cuarto, Adonías hijo de Haguit; el quinto, Sefatías hijo de Abital; el sexto, Itream, de Egla mujer de David. Estos le nacieron a David en Hebrón. (2 Samuel 3: 2-5)

David y la Esposa de Urias, el Hitita

La Biblia nos dice que el Profeta David había cometido adulterio con Betsabé, hija de Eliam, y mujer de Urías el heteo, antes de matar a Urías y casarse con ella. Leemos:

Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa. Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta. (2 Samuel 11: 2-5)

Por último, dado el hecho de que el Profeta David en la Biblia mató tanto a hombres como a mujeres y fue tan polígamo que incluso cometió adulterio con la mujer de Urías el heteo, antes de matar a Urias y casarse con ella, ¿por qué el Profeta Muhammad es culpado por la presunta violencia y la poligamia?

El Profeta Muhammad no mató a las mujeres, sino solo a los hombres con un motivo. Nunca cometió adulterio. Aunque tenía esposas y concubinas, no tenía el mismo número de ellas que David en la Biblia.


Referencias:

  1. El Noble Corán
  2. La Santa Biblia
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.