Los profetas más importantes en el cristianismo y el Islam: El Profeta Eliseo

Eliseo

Los textos bíblicos equiparan a Eliseo con Jesús en términos de milagros

Eliseo fue un profeta de entre los hijos de Israel. En el Corán tan solo se dan unos pocos datos sobre él. Sin embargo, el Corán lo honra y elogia en las dos ocasiones en las que es nombrado.

De hecho, el Eliseo del Corán es más probable que sea el bíblico. De todos modos, hagamos una comparación simple entre Eliseo en el Corán y Eliseo en la Biblia.

 

El Profeta Eliseo en el Cristianismo

 

El profeta Eliseo en la Biblia fue un profeta de los hijos de Israel, a quien Dios aparentemente le permitió realizar milagros iguales, o tal vez mayores, que los de Jesús. Por ejemplo, resucitó a los muertos y sanó a los ciegos y a los leprosos.

Así como la Biblia nos dice que hubo gente que adoró a Jesús (Mateo 28:17), también nos dice que hubo quien se postró ante el Profeta Eliseo. Por ejemplo, leemos:

Viéndole los hijos de los profetas que estaban en Jericó al otro lado, dijeron: El espíritu de Elías reposó sobre Eliseo. Y vinieron a recibirle, y se postraron delante de él. (2 Reyes 2:15)

Así como la Biblia nos dice que Jesús sanó a los leprosos (Mateo 8: 1-4), también nos dice que el profeta Eliseo sanó a los leprosos. Por ejemplo, leemos:

El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio. (2 Reyes 5:14)

La Biblia incluso nos dice que así como el Profeta Eliseo trató la lepra, también la hizo contraer. Por ejemplo, leemos:

Y él entró, y se puso delante de su señor. Y Eliseo le dijo: ¿De dónde vienes, Giezi? Y él dijo: Tu siervo no ha ido a ninguna parte. El entonces le dijo: ¿No estaba también allí mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte? ¿Es tiempo de tomar plata, y de tomar vestidos, olivares, viñas, ovejas, bueyes, siervos y siervas? Por tanto, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tu descendencia para siempre. Y salió de delante de él leproso, blanco como la nieve. (2 Reyes 5: 25-27)

Al igual que la Biblia nos dice que Jesús tenía poder sobre el mar tanto que lo reprendió (Mateo 8: 26-27) y caminó sobre él (Mateo 14: 25-26), nos dice que el Profeta Eliseo tuvo un poder similar Y así lo hirió y atravesó. Por ejemplo, leemos:

Y tomando el manto de Elías que se le había caído, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo. (2 Reyes 2:14)

Así como la Biblia nos dice que Jesús resucitó a los muertos (Mateo 9: 24-25), también nos dice que el profeta Eliseo resucitó a los muertos. Por ejemplo, leemos:

Y venido Eliseo a la casa, he aquí que el niño estaba muerto tendido sobre su cama. Entrando él entonces, cerró la puerta tras ambos, y oró a Jehová. Después subió y se tendió sobre el niño, poniendo su boca sobre la boca de él, y sus ojos sobre sus ojos, y sus manos sobre las manos suyas; así se tendió sobre él, y el cuerpo del niño entró en calor. Volviéndose luego, se paseó por la casa a una y otra parte, y después subió, y se tendió sobre él nuevamente, y el niño estornudó siete veces, y abrió sus ojos. Entonces llamó él a Giezi, y le dijo: Llama a esta sunamita. Y él la llamó. Y entrando ella, él le dijo: Toma tu hijo. (2 Reyes 4: 32-36)

La Biblia afirma que Jesús sanó a los ciegos (Mateo 9: 28-30) y también nos dice que el Profeta Eliseo curó la ceguera, e incluso que la infligió. Por ejemplo, leemos:

Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo. Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo. Después les dijo Eliseo: No es este el camino, ni es esta la ciudad; seguidme, y yo os guiaré al hombre que buscáis. Y los guió a Samaria. Y cuando llegaron a Samaria, dijo Eliseo: Jehová, abre los ojos de éstos, para que vean. Y Jehová abrió sus ojos, y miraron, y se hallaban en medio de Samaria. (2 Reyes 6: 17-20)

Así como la Biblia nos dice que Dios aumentó la poca comida de Jesús tanto que mucha gente comió de ella (Mateo 14: 14-21), también nos dice que Dios aumentó la escasa comida del Profeta Eliseo tanto que mucha gente comió de ella. Por ejemplo, leemos:

Vino entonces un hombre de Baal-salisa, el cual trajo al varón de Dios panes de primicias, veinte panes de cebada, y trigo nuevo en su espiga. Y él dijo: Da a la gente para que coma. Y respondió su sirviente: ¿Cómo pondré esto delante de cien hombres? Pero él volvió a decir: Da a la gente para que coma, porque así ha dicho Jehová: Comerán, y sobrará. Entonces lo puso delante de ellos, y comieron, y les sobró, conforme a la palabra de Jehová. (2 Reyes 4: 42-44)

La Biblia incluso afirma que el Profeta Eliseo hizo comestible la comida no comestible. Leemos:

Eliseo volvió a Gilgal cuando había una grande hambre en la tierra. Y los hijos de los profetas estaban con él, por lo que dijo a su criado: Pon una olla grande, y haz potaje para los hijos de los profetas. Y salió uno al campo a recoger hierbas, y halló una como parra montés, y de ella llenó su falda de calabazas silvestres; y volvió, y las cortó en la olla del potaje, pues no sabía lo que era. Después sirvió para que comieran los hombres; pero sucedió que comiendo ellos de aquel guisado, gritaron diciendo: ¡Varón de Dios, hay muerte en esa olla! Y no lo pudieron comer. El entonces dijo: Traed harina. Y la esparció en la olla, y dijo: Da de comer a la gente. Y no hubo más mal en la olla. (2 Reyes 4: 38-41)

Al igual que la Biblia nos dice que Jesús transformó el agua en vino (Juan 2: 3-10), también nos dice que el profeta Eliseo sanó las aguas. Leemos:

Y los hombres de la ciudad dijeron a Eliseo: He aquí, el lugar en donde está colocada esta ciudad es bueno, como mi señor ve; mas las aguas son malas, y la tierra es estéril. Entonces él dijo: Traedme una vasija nueva, y poned en ella sal. Y se la trajeron. Y saliendo él a los manantiales de las aguas, echó dentro la sal, y dijo: Así ha dicho Jehová: Yo sané estas aguas, y no habrá más en ellas muerte ni enfermedad. Y fueron sanas las aguas hasta hoy, conforme a la palabra que habló Eliseo. (2 Reyes 2: 19-22)

Así como la Biblia nos dice que Jesús mató a los demonios que poseían cerdos (Mateo 8: 30-32), maldijo la higuera y se secó (Mateo 21: 19-21), también nos dice que el profeta Eliseo maldijo a los niños que se burlaban de él y los osos los devoraron. Leemos:

Después subió de allí a Bet-el; y subiendo por el camino, salieron unos muchachos de la ciudad, y se burlaban de él, diciendo: ¡Calvo, sube! ¡calvo, sube! Y mirando él atrás, los vio, y los maldijo en el nombre de Jehová. Y salieron dos osos del monte, y despedazaron de ellos a cuarenta y dos muchachos. (2 Reyes 2: 23-24)

 

El Profeta Eliseo en el Islam

 

No hay muchos detalles sobre el Profeta Eliseo en el Corán. Sin embargo, lo honra y elogia en las dos ocasiones en las que es nombrado. Por ejemplo, el Corán afirma que Eliseo fue uno de los profetas que fueron preferidos sobre los mundos. Leemos:

E Ismail, Alyasa´a, Yunus y Lut. A todos los favorecimos por encima de los mundos.  (Al-Anam 6:86)

El Corán también dice que el Profeta Eliseo fue uno de los predilectos. Leemos:

Y recuerda a Ismail, al-Yasa y a Dhul Kifl, todos predilectos. (Saad 38: 48)

 

Comentarios

 

En el Islam, los textos coránicos son consistentes con el estatus del Profeta Eliseo como uno de los más grandes profetas.

Sin embargo, en el cristianismo, los textos bíblicos son inconsistentes con la condición de Profeta Eliseo como un profeta ordinario. Más bien comparan a Eliseo con Jesús en términos de milagros. Incluso pueden atribuir a Eliseo más milagros que los del propio Jesús.

Si Eliseo realmente resucitó a los muertos y sanó a los ciegos ya los leprosos como Jesús, ¿por qué no es tomado como un dios o una personificación de Dios como Jesús?

En otras palabras, si resucitar a los muertos y curar a los ciegos y a los leprosos son cualidades de la divinidad en el cristianismo, ¿por qué Eliseo no es tomado como un dios o una personificación de Dios como Jesús?


Referencias:

  1. El Corán Glorioso
  2. La Santa Biblia
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.