Uzmán ibn ‘Affán – El principio de su vida

El tercer califa del Islam

Uzmán ibn Affan

Uzmán Ibn Affán fue uno de los Compañeros que más riqueza gastó en el Camino de Allah.

En este artículo retomamos nuestra cita con los Julafá Ar-Rashidun, Los cuatro califas bien guiados.

Al haber hablado ya de Abu Bakr y de ‘Umar hoy nos toca tratar al cuarto califa del Islam, Uzmán Ibn Affan.

Ibn Affán nació seis años después del suceso del Elefante, con lo que era seis años menor que el Mensajero de Allah.

Su nombre completo era: ‘Uzman, ibn ‘Affan, ibn Abi’l-‘As, ibn Umayyah, ibn ‘Abd Shams, ibn ‘Abd Manaf, ibn Qusayy, ibn Kilab ibn Murrah, ibn Ka’b, ibn Lu’ayy, ibn Ghalib, al-Qurashi.

Su linaje se une al del Profeta, la paz sea con él, en Abd Manaf.

‘Uzmán era de estatura media —ni alto ni bajo— de hermoso rostro marcado por la viruela, con una piel clara con un toque rojizo, barba espesa, largos miembros, ancho de hombros, piernas recias, con antebrazos largos cubiertos de vello, de cabellos rizados, pero con entradas en la frente, con los dientes frontales más hermosos; los rizos le caían por detrás de las orejas y los teñía de color amarillo; tenía los dientes reforzados con oro.

Al igual que su predecesor ‘Umar Ibn al Jattab, él era uno de los Quraish de los que sabían leer y escribir; era un mercader muy respetable que obtuvo grandes ganancias como comerciante. Uzmán era el joven más amado por su clan de los Umayyahs, alabado por todos, era siempre el ejemplo a seguir debido a su buen carácter y a su pudor.

La entrada de Uzmán al Islam

Era amigo íntimo de Abu Bakr y de hecho fue el propio Abu Bakr el que le condujo hacia el Islam cuando tenía 34 años de edad. Ibn Ishaq dice: “Después de Abu Bakr, ‘Ali y Zaid ibn Hárizah, ‘Uzmán fue el primero en aceptar Islam”.
Esto ocurría en los primeros años del Islam, cuando los musulmanes sufrían castigos y torturas por su Islam, Uzmán también fue de los que sufrieron esas penalidades pero siempre se mantuvo firme en su Din.

Cuando Ibn ‘Affan se hizo musulmán, su tío paterno, al-Hakam ibn Abi’l-‘As ibn Umayyah lo agarró, lo ató con una cuerda y dijo: ‘¿Acaso quieres abandonar la religión de tus padres por un din innovador? Por Allah que no te soltaré hasta que renuncies a lo que te has comprometido’. ‘Uzmán dijo: ‘Por Allah que no renunciaré ni lo abandonaré’. Cuando al-Hakam vio su firmeza en el Din lo dejó marchar’.

A esto hay que sumar que ‘Uzmán estuvo casado dos de las hijas del Profeta, la paz sea con él, y de Jadiya. La primera de ellas fue Ruqayyah. Ya en Medina, pasado un tiempo, el Mensajero de Allah envió a Usama Ibn Zaid a casa de Uzmán y lo narra el mismo Usama diciendo: “El Mensajero de Allah, a quien Allah bendiga y conceda paz, me envió a la casa de ‘Uzmán con un plato de carne. Entré y le vi sentado con Ruqayyah, que Allah esté complacido con ella. Unas veces miraba el rostro de Ruqayyah y otras el de ‘Uzmán. Cuando regresé, el Mensajero de Allah, a quien Allah bendiga y conceda paz, me preguntó: ‘¿Entraste en la casa?’ Dije: ‘Sí’. Dijo él: ‘¿Has visto alguna vez una pareja más hermosa?’ Dije yo: ‘No, Mensajero de Allah’”.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.