El Día Mundial del Agua desde una perspectiva islámica

El Día Mundial del Agua desde una perspectiva islámica

día agua

El agua en Islam, en términos de importancia y necesidad, está tan arraigada como la religión misma

Por: E-Da`wah

El agua se ha convertido en un tema de preocupación para el mundo moderno y sus organizaciones internacionales, como la ONU, que ha designado oficialmente el Día Mundial del Agua el 22 de marzo, pero Islam fue el primero en darle importancia al asunto.

Siendo el elemento más importante de la naturaleza, y por lo tanto la base misma de toda la vida en la Tierra, el agua en Islam en términos de importancia y necesidad es tan antigua y arraigada como la religión misma. Islam es una forma integral de vida basada en la guía de Dios. Es por eso que vino por el bien de la humanidad, por el bienestar y la salud del hombre en esta vida y en el más allá, llamando al bien y prohibiendo el mal.

Como forma de vida integral, Islam se preocupa por el medio ambiente y exige proteger todos sus elementos para mantener el equilibrio de la vida. Los siguientes son algunos aspectos de la preocupación de Islam por el agua como un elemento crítico para proteger la vida.

1- La importancia y la necesidad del agua

Hay decenas de versículos que hablan sobre la importancia y la necesidad del agua como fuente de vida, y lo importante que es proteger y reservar esta fuente de vida en la Tierra:

¿Es que no ven los que se niegan a creer que los cielos y la tierra estaban juntos y los separamos? ¿Y que hemos hecho a partir del agua toda cosa viviente? ¿No van a creer? (Al-Anbiyaa’ 21:30)

Y Allah creó todo ser vivo a partir de agua; y de ellos unos caminan arrastrándose sobre su vientre, otros sobre dos patas y otros sobre cuatro; Allah crea lo que quiere, es cierto que Allah tiene poder sobre todas las cosas. (An-Nur 24:45)

Y Él es Quién creó un ser humano a partir del agua y le dio linaje y parentesco por matrimonio. Tu Señor es Poderoso. (Al-Furqan 25:54)

En otro lugar en el Corán, Dios habla de esta importancia de una manera diferente:

Hacemos que caiga agua del cielo en una determinada cantidad y la asentamos en la tierra, pero es cierto que tenemos poder como para llevárnosla. (Al-Mu’minun 23:18)

Ser enviado “en medida” significa, como Dios indica, que el agua es un recurso muy preciado y valioso. Por lo tanto, si no se usa eficientemente, está en poder de Allah “retirarlo”. Acerca de las bendiciones que surgen del agua, Dios dice:

Y por medio de ella originamos para vosotros jardines de palmeras y vides de los que obtenéis muchos frutos y de los que coméis. (Al-Mu’minun 23:19)

2- El Islam prohíbe el desperdicio y el mal uso del agua

Islam es una religión moderada que se opone firmemente al abuso y al uso excesivo de cualquier cosa:

Es cierto que Él no ama a los que se exceden. (Al-A`raf 7:31)

Y da a los parientes próximos lo que les corresponde, así como a los mendigos y al hijo del camino, pero no malgastes en derrochar. Verdaderamente los derrochadores son hermanos de los demonios y el Shaytán es ingrato con tu Señor. (Al-Israa’ 17: 26-27)

Además, hay numerosos hadices que prohíben el abuso del agua, ya que el Profeta Muhammad (la paz sea con él) instó a la moderación y la frugalidad en el uso del agua durante la ablución.

Al ver a un hombre haciendo abluciones y usando demasiada agua, el Profeta (la paz sea con él) dijo: “¿Qué es este desperdicio?” El hombre dijo: “¿Hay desperdicio en la ablución también, Oh Mensajero de Allah?” El Profeta (la paz sea con él) dijo: “Sí, incluso si estuvieras cerca de un río que fluye”. (Ibn Majah)

El Profeta (la paz sea con él) manifestó estas palabras con acción.

“Narró ‘Aishah (que Allah esté complacido con ella) que el Mensajero de Allah (la paz sea con él) usó solo un mudd (es igual a un puñado de un hombre de tamaño medio) de agua para la ablución y un sa’ (equivalente a 4 mudds) de agua para su baño”. (De consenso)

3- El Islam prohíbe el monopolio del agua

Debido al rol esencial del agua en la vida, Islam prohíbe el monopolio o el control exclusivo de algunas personas sobre los recursos hídricos. Al ser un regalo de Dios que todos necesitan, el agua debe estar disponible para todos, y cualquier musulmán que retenga y prive a otros de ella comete una falta.

Incitando a los creyentes a compartir los recursos de la Tierra, el Profeta (la paz sea con él) dijo: “Todos los individuos comparten por igual tres cosas: agua, pasto y fuego”. (Abu Dawud, Ahmad e Ibn Majah)

Abu Hurayrah narró que el Profeta dijo: “No retengáis el exceso de agua para evitar el crecimiento de malas hierbas”. (Al-Bujari y Muslim)

4- Dar agua en caridad

Suministrar agua a quienes no tienen fácil acceso es una buena acción apreciada en el Islam. Como vemos en el siguiente hadiz, el Profeta considera un tragode agua como caridad.

Informó Ibn ‘Abbas, el Profeta (la paz sea con él) dijo:

“Toda palabra amable es una caridad; la ayuda prestada por un hombre a su hermano es caridad; un trago de agua dado a alguien es caridad; y la eliminación de obstáculos del camino es caridad”. (Al-Bujari, Ibn Hibban y Al-Albani)

Por lo tanto, la simple acción de dar agua a los demás es una forma de que un musulmán se acerque a Dios.

En otro hadiz, el Profeta dijo: “Recibir a tu amigo con una sonrisa es sadaqah (caridad), ayudar a la gente a cargar sus animales es caridad, y echar agua en el cubo de tu vecino también es caridad.” (At-Tirmidhi)

No solo para los humanos, incluso un trago de agua dado a un animal, un perro, es una caridad en el Islam:

El Profeta (la paz sea con él) dijo:

“Mientras un hombre estaba caminando sintió sed, bajó a un pozo y bebió agua de él”. Al salir de él, vio a un perro jadeando y comiendo barro debido a la sed excesiva. El hombre dijo: ‘Este (perro) está sufriendo el mismo problema yo’. Entonces él (bajó al pozo), llenó su zapato con agua, lo agarró con sus dientes y subió y regó al perro. Allah le agradeció por su (buena) obra y lo perdonó”. La gente preguntó: “¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Hay alguna recompensa para nosotros en servir a los animales?” Él respondió:” Sí, hay una recompensa por servir a cualquier ser animado”. (Al-Bujari)

Abu Hurayrah narróque el Mensajero de Allah dijo:

“Había un perro moviéndose alrededor de un pozo, que la sed habría matado. De repente, una prostituta de Bani Isra’il lo vio y sacó agua de su zapato y le dio de beber, y fue perdonada por esto. “(Muslim)

5- Pozos de excavación

Hay repetidos alientos por parte del Profeta para que sus seguidores hagan lo que es bueno y útil para los demás.

El Profeta (la paz sea con él) dijo: “Cualquiera que cava un pozo recibirá recompensa por ello en el Día del Juicio cuando cualquier persona entre genios, hombres y pájaros beba de él”. (Al-Bujari y Muslim)

Es gracias a las exhortaciones del Profeta que ‘Uzman ibn’ Affan (que Allah esté complacido con él) compró el pozo de Rumah e instituyó su agua para uso público:

“El Mensajero de Allah (la paz sea con él) dijo:” El que cave el pozo de Rumah entrará al Paraíso “. Entonces, ‘Uzman lo cavó. (Al-Bujari)

También se considera un gran acto de “sadaqah jariyah” (caridad continua) cavar un pozo; para llevar esta fuente de vida a quienes tienen problemas de suministro de agua y no tienen fácil acceso a ella, como Sudáfrica.

6- Lucha contra la contaminación del agua

Al ser un es deber del musulmán proteger y conservar la creación de Allah, preservar el agua y salvaguardar su pureza no es una excepción, particularmente con el papel imprescindible en la preservación de la vida en la Tierra.

Debemos usar el agua sabiamente y tenemos que guardar este recurso y mantenerlo limpio y puro tanto como sea posible. El Profeta, por ejemplo, advirtió contra la contaminación del agua al prohibir orinar en aguas estancadas.

Narró Abu Hurayrah que el Profeta (la paz sea con él) dijo:

“Evita las tres acciones que provocan la perdición de la gente: defecar en las fuentes de agua, en las carreteras y a la sombra”. (Ibn Majah)

El Profeta incluso nos enseñó a no dejar comida o bebida expuesta durante la noche, para estar protegidos de la contaminación o las criaturas dañinas:

“Cubre las vasijas y ata el odre de agua, porque hay una noche en un año en que la peste desciende, y no pasa por una vasija descubierta ni una superficie de agua destapada sin que parte de esa pestilencia descienda a ella…” (Muslim)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply