El agradecimiento al Creador

agradecimiento alabanzas a Allah

La relación que debe tener el ser humano con Allah, su Creador, debe ser de total sumisión y agradecimiento.

El reconocimiento y la gratitud a Allah

La primera aleya de la primera sura del Corán, la que abre el Corán (Al-Fatiha), empieza diciendo: “Las alabanzas son para Allah”.
Es una declaración de reconocimiento y gratitud.
Es la posición natural del siervo antes su Señor y Creador. Esta es la relación que debe tener el ser humano con Allah, de total sumisión y agradecimiento. Le debe estar agradecido por todo lo que le ha dado, empezando por la vida y la existencia.
Hay momentos en la vida donde la dificultad y las adversidades tienen a alejar al hombre de esta naturaleza pura y original.
En esos momentos hay que acordarse especialmente de esta realidad y tratar de volver a ella.

Cuando llegan las dificultades

La posición del creyente sincero y que tiene confianza plena en su Creador y Sustentador, ante las situaciones de dificultad, debe ser una de paciencia y aceptación. Debemos contentarnos con el decreto que Allah ha escrito para nosotros y tratar de mantenernos cuando lleguen dichas situaciones con entereza y firmeza, así como agradecidos a Allah por los innumerables dones que Él nos da continuamente.

Si tratáis de enumerar los dones de Allah no podréis contarlos, es cierto que Allah es Perdonador, Compasivo”. (Surat An-Nahl, 16:18).

“Y cuando os anunció vuestro Señor: Si sois agradecidos, os daré aún más, pero si sois desagradecidos…Es cierto que Mi castigo es intenso”. (Surat Ibrahim, 14:7).

Por lo tanto, la gratitud solo trae incremento y abundancia. El agradecimiento a Allah puede llegar a hacerse difícil en los momentos de pruebas y tribulaciones, pero si el siervo es capaz de superarlos con aguante y paciencia, y estar por encima de su nafs (ego) y del Shaytán, entonces conseguirá alcanzar esa elevada estación de la paciencia. Logrará estar en el estado de: “Alhamdulillah” (“Las alabanzas son para Allah”), el estado del agradecimiento.

Y entonces, todo lo que le ocurre es bueno, todo lo que le pasa tiene un beneficio. Recordemos el conocido hadiz del Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Allah sean con él:

Qué extraordinario es el caso del creyente, todos sus asuntos salen bien, y eso no le pasa más que al creyente. Si le toca algo bueno lo agradece y en eso hay bien para él. Y si le aflige alguna dificultad, tiene paciencia y eso es bueno para él”. (Hadiz recogido por Muslim).

Si nos fijamos en el concepto que el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, nos enseña en este hadiz, es algo extraordinario y maravilloso. Es la felicidad absoluta. El fin que todos buscan. Es estar contento siempre.
Quien entiende la realidad transmitida en este hadiz está siempre feliz. Porque está siempre agradecido. Y todo lo que le ocurre lo afronta con paciencia o con gratitud.

Son lecciones útiles para la vida.
El último de los profetas nos enseña cómo poder llegar a lo más alto del comportamiento humano y el más elevado de los grados en la relación con Allah y Su creación, así como la receta para ser felices.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.