El Zakat – Consideraciones generales

Deudas, inversiones, propiedades

zakat consederaciones

En este artículo se tratan algunas consideraciones generales acerca del Zakat, el tercer pilar del Islam. Por ejemplo, qué hacer cuando uno tiene deudas.

Consideraciones generales a saber acerca del Zakat, el tercer pilar del Islam

Por ejemplo, qué hacer cuando uno tiene deudas, ya sean en contra o a favor, cómo estimar el nisab y cuánto pagar de zakat.

 

DEUDAS

Hay dos clases de deudas, las que debemos y las que nos deben, y las dos tienen relación con el zakat de la riqueza monetaria. Si debes dinero a alguien, la cantidad debida se resta de la cantidad de dinero que posees antes de evaluar el zakat. Si posees, por ejemplo, una riqueza monetaria superior al nisab y al deducir lo que debes se obtiene una cantidad que no llega al nisab, no hay que pagar zakat. Pero si tienes bienes vendibles, que no están sujetos al zakat pero que pueden venderse para pagar todo o parte de lo que debes, el valor del precio de mercado de dichos bienes se deduce de las deudas contraídas.
Cuando se evalúa el zakat del ganado y los productos agrícolas, las deudas no se tienen en cuenta.
Si nos deben una cantidad de dinero igual o superior al nisab y la deuda permanece durante un año o más, debe pagarse zakat, pero no se hará efectivo hasta que la deuda quede satisfecha.

 

INVERSIONES EN NEGOCIOS

Hay gente que tiene que pagar su sakat y se pregunta qué hacer cuando uno ha hecho una inversión en un negocio y llega la hora de pagar el zakat. Cómo calcularlo, incluir el capital de la inversión o no… estas son preguntas totalmente legítimas y, de hecho, muy comunes.

Las inversiones son básicamente de dos clases: aquellas cuyo objetivo fundamental es obtener beneficios con la reventa y aquellas cuyo objetivo es obtener rentas. En lo que respecta al zakat, se tratan de la misma manera que las mercaderías. Tomemos como ejemplo el caso de una compañía inmobiliaria cuya actividad principal es comprar y vender casas; las propiedades de las que dispone se consideran un stock que debe ser evaluado cada año pagándose el zakat de este valor total. Si la intención es obtener ingresos mediante el alquiler de unas propiedades, sólo se paga el zakat del dinero que se obtiene con la venta de cada propiedad. El principio básico es que el zakat se aplica a las mercaderías o propiedades adquiridas para su reventa posterior.

 

EL ZAKAT Y LAS PROPIEDADES PERSONALES

Las propiedades personales tales como casas, muebles, artículos domésticos, medios de transporte o tierras que se utilizan de forma cotidiana por el dueño y su familia y no tienen la venta como objetivo, no están sujetas al zakat. Lo mismo se aplica a las joyas de oro y plata que se utilizan de forma regular y no tienen como objetivo el comercio o la inversión. Lo mismo se aplica también a las herramientas que se utilizan para ganarse la vida y, en el caso de negocios, los edificios y locales que son sede de los mismos. No obstante, y como ya se ha mencionado, el valor de los bienes personales que pueden venderse para pagar deudas se deducen de las deudas pendientes cuando se evalúa el zakat.

 

CONSIDERACIONES GENERALES

Lo dicho hasta ahora contiene los principios generales relacionados con la riqueza monetaria y, al menos superficialmente, parecen lo suficientemente sencillos. No obstante, cuando se consideran las circunstancias individuales de cada persona, nos encontraremos con un sinfín de consideraciones y excepciones imposibles de recoger en este texto. Esta es otra razón de que sea indispensable tener recaudadores designados de forma oficial y con una experiencia y conocimiento profundo de las leyes del zakat y su evaluación, por las muchas y diversas circunstancias que afectan a la gente de hoy en día.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.