La variedad de seres humanos

La variedad y diversidad

Las diferentes razas, tribus y culturas que conforman la comunidad humana mundial son tantas y tan diversas que uno se queda petrificado de pensar en este asunto.

La diversidad en la humanidad

La inmensa cantidad de variedad de personas que existe en el mundo hoy en día es algo absolutamente increíble y en lo que nos deberíamos parar a pensar.
Las diferentes razas, tribus y culturas que conforman la comunidad humana mundial son tantas y tan distintas que uno se queda petrificado de pensar en este asunto en profundidad. Pero es algo maravilloso y que tiene en sí sabiduría, beneficio y utilidad.
En el Corán, Allah nos dice cuál es el propósito de esta gran variedad.
En el Surat Al-Huyurat, dice:

¡Hombres! Os hemos creado a partir de un varón y de una hembra y os hemos hecho pueblos y tribus distintos para que os reconocierais unos a otros. Y en verdad que el más noble de vosotros ante Allah es el que más Le teme. Allah es Conocedor y está perfectamente informado”. (Surat Al-Huyurat, 49:13)

En esta maravillosa aleya, Allah nos explica que ha creado a cada uno de los seres humanos a partir de un varón y una hembra, dicho de otra manera, de un padre y una madre. A la vez, cada uno de nosotros somos un hombre o mujer, según lo que Allah haya decretado para nosotros, no según lo que cada uno quiera elegir, como pretenden hacer creer hoy en día muchos modernos y progresistas en la mayoría de los países así llamados desarrollados y occidentales.
Y sigue, diciendo, “os hemos hecho pueblos y tribus”. Para ver esta realidad lo mejor que uno puede hacer es viajar por el mundo y visitar lugares. Estar con gente de diferentes sitios del planeta. Y solo entonces uno se dará cuenta de la inmensa variedad de tribus, razas y pueblos que hay en la tierra. Cada uno con su color de piel, con su idioma, sus costumbres, sus tradiciones y hábitos. Esta gran diversidad es parte de la misericordia de Allah.

Y el propósito de esta variedad es, como dice Allah: “para que os reconocierais unos a otros”. Para que os conozcáis y los unos a los otros. Para poder acceder a conocer y apreciar otras culturas, otras gentes, otras costumbres… y poder reconocer en ello al Creador.
La aleya continua y Allah aclara, acto seguido, que ningún ser humano está por encima de otro, ni es mejor que otro, independientemente de su raza, color o pueblo, más que por un factor, por un elemento… y ese elemento es la Taqwa de Allah. Lo que a veces se traduce como el “temor de Allah”. Y ese término en sí tiene suficiente substancia como para dedicarle un artículo entero.
La aleya sigue diciendo: “Y en verdad que el más noble de vosotros ante Allah es el que más Le teme”. Solo por medio de ese componente una persona se eleva y sube en rango y se vuelve más noble, más honrado y mejor, a la vista del Creador y Sustentador.
Para concluir esta intensa y beneficiosa aleya, dice: “Allah es Conocedor y está perfectamente informado”. Él sabe quién es más consciente y temeroso de Él.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.