La Oración – Cómo hacer el Salat

Guía para realizar el quinto pilar del Islam

oración salat

Luego, doblando las rodillas y poniendo las palmas de las manos en el suelo, se adopta la posición de postración llamada suŷud.

HACER LA ORACION

Para hacer el salat es necesario vestir ropas razonablemente holgadas que no sean transparentes y cubran el cuerpo –en el caso de los hombres desde el cuello hasta más debajo de las rodillas y para las mujeres todo el cuerpo excepto la cara y las manos. Es necesario que el cuerpo, las ropas y el lugar donde se va a rezar estén libres de impurezas; y debe tomarse la dirección de la qibla, es decir, hacia la Mezquita Sagrada de la Meca.

Una vez hecha la intención de hacer la oración que corresponde en ese momento, nos pondremos de pie mirando hacia la qibla, con la cabeza erguida, la mirada en el suelo y los pies ligeramente separados. Cuando se reza con más gente en una mezquita debemos ponernos hombro contra hombro sin dejar espacios en la fila. Luego se alzan las manos con las palmas hacia el frente y se las hace descender a los costados diciendo “Allahu akbar” (Allah es el más grande). Esto se llama takbir al-ihram y señala el inicio de la oración; a partir de este momento y hasta el final, sólo es permisible hacer lo que exige el salat. Luego se recita la Surat al-Fatihah (la primera sura del Corán) seguida por otra sura o pasaje del Corán. Esta recitación debe hacerse en árabe y será en silencio o en voz alta según la oración que se esté haciendo.

EL FATIHAH

1 Al-hamdu lillahi rabbi’l-‘alamiin
2 Ar-Rahmani’r-Rahiim
3 Maliki yawmi’d-diin
4 Iyyaka na’budu wa iyyaka nasta’iin
5 Ihdina’s-sirata’l-mustaqiim
6 sirata’lladhiina an‘amta ‘alayhim
7 ghayri’l-maghdubi ‘alayhim wa la’d-daliin.

Una vez terminada se dice en silencio Amin. La traducción del Fatihah es la siguiente:

(1) Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos. (2) El Misericordioso, el Compasivo. (3) Rey del Día de la Retribución. (4) Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda. (5) Guíanos por el camino recto, (6) el camino de los que has favorecido, (7) no el de los que son motivo de ira, ni el de los extraviados.

Terminada la recitación se dice “Allahu akbar” y se inclina el tronco hacia delante, paralelo al suelo y poniendo las manos en las rodillas. Esta posición inclinada se llama ruku’ y se permanece de esta manera unos segundos glorificando a Allah. Luego se levanta uno de nuevo diciendo las palabras “sami‘a’llahu liman hamidah” (Allah escucha a quien Le alaba); pasados unos segundos en la posición vertical se dice “Allahu akbar” y, doblando las rodillas y poniendo las palmas de las manos en el suelo, se adopta la posición de postración llamada suŷud. En esta posición, la frente, la nariz, las palmas de las manos, las rodillas y los pies tienen que estar tocando el suelo. Las manos deben estar paralelas a la cabeza con los dedos extendidos mirando hacia delante y los codos no deben tocar el suelo. Los pies deben estar verticales con los dedos doblados hacia el frente.
Se permanece en esta postura unos segundos, glorificando y suplicando a Allah, hasta que se dice “Allahu akbar” y uno se sienta de rodillas en la postura llamada ŷulus. Puedes sentarte sobre el pie izquierdo, que se dobla bajo el cuerpo, o sobre la nalga izquierda poniendo el pie izquierdo bajo la pierna derecha cuyo pie permanece enhiesto con los dedos mirando hacia delante; las manos se ponen sobre las rodillas con las palmas hacia abajo. Pasados unos segundos, en los que se pide perdón a Allah, se dice de nuevo “Allahu akbar” y se vuelve a adoptar la postura de suŷud en la que, como antes, se glorifica y suplica a Allah. Esta segunda postración completa el primer raka’at. El paso siguiente es levantarse ayudándose con las manos al tiempo que se dice “Allahu akbar”.

Cuando se está en pie de nuevo, se recita el Fatiha como se hizo en el primer raka’at, seguido esta vez por una sura o pasaje diferente del Corán; a continuación se sigue la misma secuencia de movimientos que antes con la salvedad de que ahora, terminada la segunda postración, uno se sienta por segunda vez en la postura llamada ŷulus. Estando sentado se recita la fórmula llamada tashahhud (atestiguamiento).

Hay ocasiones en las que el salat finaliza con dos raka’ats en cuyo caso, y cuando se está en la postura ŷulus por segunda vez, se sigue recitando una vez terminado el tashahhud, añadiendo la fórmula en la que se piden bendiciones por el Profeta Muhammad, a quien Allah bendiga y conceda paz, y por su ancestro el profeta Ibrahim. La oración termina entonces volviendo la cabeza hacia la derecha al tiempo que se dice “as-salamu ‘alaykum” (la paz sea con vosotros).

Si la oración es de más de dos raka’ats, una vez completado el tashahhud te levantas de nuevo; una vez en pie se dice “Allahu akbar” y se recita solamente el Fatiha en silencio. Una vez hecho esto, se continúa la secuencia de movimientos como en los demás raka’ats. Si se reza Salat al-Maghrib (la oración tras la puesta del sol), que tiene tres raka’ats, cuando se termina el tercero se queda uno sentado después de la segunda postración y se hace el tashahhud y la oración de pedir bendiciones por el Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz, y se termina diciendo salam como antes se ha explicado. Si el salat es de cuatro raka’ats, cuando se termina el tercero hay que levantarse de nuevo, recitar el Fatiha en silencio y completar la oración de la manera ya descrita.

……………..

 

Fuente: ISLAM, Creencias y prácticas básicas. Por: Shaij Abdalhaqq Bewley

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.