La sádaqah en Ramadán

La donación en el mes del ayuno

sádaqah

Al musulmán se le recomienda y se le llama a que dé sádaqah y ayude a los demás, tanto en Ramadán como fuera de él. Pero con más fuerza en Ramadán.

Ramadán es el mes en el que compite por la sádaqah y otras buenas acciones.

Al musulmán se le recomienda y se le llama a que dé sádaqah y ayude a los demás, tanto en Ramadán como fuera de él. Lo que ocurre en este mes, como hemos dicho, es que las recompensas se multiplican. Es una de las mejores acciones, porque el bien del siervo se extiende a otros. El generoso está cerca de Allah y de Sus criaturas. Cerca del Jardín. El siervo al que Allah libra de la avaricia y la tacañería puede, por ello, ser de la gente del éxito y el triunfo.
Dice Allah:

El que está libre de su propia avaricia…Esos son los que tendrán éxito”. (Surat Al Hashr, 59:9).

Musulmanes, la recompensa de la sádaqah es incalculable. La sádaqah previene de las pruebas, evita el mal, las enfermedades, y protege de desgracias antes de que ocurran y las puede hacer terminar, una vez que ya han ocurrido. dijo el Profeta Muhammad, que Allah le bendiga y le dé paz: “Medicad/tratad a vuestros enfermos con la sádaqah”. Y dijo también: “Por medio de la sádaqah Allah elimina 70 causas de una mala muerte”.

 

EL MÉRITO DE DAR DE COMER.

Especialmente a los que están ayunando.

El mes de Ramadán es el mes del esfuerzo y de la acción; no es el mes de la pereza, la dejadez y la derrota, es el mes de las victorias y la fuerza, el mes del Qiyam al Lail y del i’tikaf, el mes del gasto y de la paciencia, el mes de vencer al ego, a los apetitos y al Shaytán, el mes de la misericordia, el perdón y la liberación del Fuego. En el mes de Ramadán tuvo lugar la batalla de Badr, una batalla con la que Allah separó la verdad de la falsedad, la batalla con la que Allah separó el Islam del Kufr. Fue el día 17 del segundo año de la Hijrah.

Debemos pedir perdón a Allah en este mes de Ramadán, también dar mucha sádaqah con generosidad. Esperad con anhelo la llegada del tercer y último tercio y la Noche del Decreto o Noche del Poder (lailat al qadr).

• Oh Allah perdónanos.
• Haznos dar con Lailat Al Qadr
• Responde en ella nuestros duas
• Haznos ser de los generosos y los que no tienen apego a los bienes de este mundo (Dunia).
• De los que no tienen miedo a la provisión y confían en viene de Ti solo.
• Danos una riqueza amplia y halal para poder ser de los que dan con abundancia.
• Acepta nuestro ayuno, nuestro salat por la noche y nuestra sádaqah.
• Bendiga y protege a los musulmanes de esta ciudad, a nuestras mujeres e hijos y a todos los musulmanes.

 

Por: Bashir Castiñeira

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.