La vida de Muhammad – La expansión del Islam

Continuación de la Sirah

Expansión Islam arena

El Islam se extendió por prácticamente toda la Península Arábiga en 23 años

Después de recibir la orden de hacer pública la llamada al Islam, el Profeta Muhammad comenzó a llamar a la gente de Meca de forma abierta. Y así empezó la rápida y exitosa expansión del Islam.

Umar ibn al-Jattab acepta el Islam

El Islam se vio muy fortalecido cuando ‘Umar ibn al-Jattab aceptó al Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz. ‘Umar era uno de los Quraysh más fuertes y más respetados y, hasta ese momento, había sido uno de los opositores más acérrimos del Islam. Llevados por su ira y su frustración, los Quraysh encerraron al clan del Profeta en un barranco durante tres años, al tiempo que prohibían relacionarse con ellos. Durante este periodo, murieron su esposa Jadiya y su tío y protector Abu Talib, y sus intentos de llevar Islam a la cercana ciudad de Ta’if significaron un fracaso y un rechazo absolutos.

El Isra (Viaje Nocturno) y el Mi’raŷ (Ascensión)

Fue en este aparente estancamiento cuando tuvo lugar el célebre Isra o Viaje Nocturno, cuando Muhammad fue de Makka a Jerusalén para luego ascender a través de los siete cielos; en este Mi’raŷ o Ascensión, llegó a estar ante la Presencia Divina, se le mostró la verdadera naturaleza de su propio ser y el honor y la estima en los que le tenía su Señor, la Realidad Divina.

El establecimiento de Madina al-Munawwara

Poco tiempo después, un pequeño grupo de hombres de una ciudad llamada Yazrib, a una cierta distancia al norte de Makka, se sentaron con él cuando vinieron a hacer la peregrinación. Aceptaron a Muhammad, a quien Allan bendiga y conceda paz, como Profeta y regresaron a su ciudad con un musulmán para enseñarles el Din. Al año siguiente volvieron a Makka con setenta y tres nuevos musulmanes e invitaron al Profeta, a quien Allan bendiga y conceda paz, a establecerse en Yazrib y ser su líder. A partir de ese momento, los musulmanes comenzaron a abandonar Makka para establecerse en Yazrib y por fin el Profeta, a quien Allan bendiga y conceda paz, tras eludir un intento de asesinato, escapó con Abu Bakr de la ciudad que le había visto nacer y viajó a Yazrib cuyo nombre se transformó en el de al-Madina al-Munawwara, la Ciudad Iluminada. Este suceso se conoce como la Hiŷra y señala el inicio del calendario musulmán y de la comunidad musulmana como realidad política.

La batalla de Badr

Al poco tiempo de establecerse en Madina, su Señor ordenó al Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz, que combatiera contra sus enemigos; hasta ese momento ni siquiera habían intentado defenderse. Las primeras expediciones fueron muy pequeñas y casi no hubo lucha alguna. En el segundo año después de la Hiŷra, los Quraysh enviaron un ejército de mil hombres para proteger una caravana que venía de Siria. El Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz, había reunido a poco más de trescientos hombres que, al no esperar una batalla seria, estaban mal equipados en lo que se refiere a armas, armaduras y caballerías. Ambos bandos se encontraron en un lugar llamado Badr. Conducidos por el Profeta, a quien Allah bendiga y conceda paz, con los corazones llenos de confianza plena en Allah y con la ayuda del reino angélico, los musulmanes lograron una victoria definitiva matando a muchos líderes de los Quraysh que incrementaron su enemistad. Pero a partir de ese momento, Islam se estableció firmemente en la tierra.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.