Las enfermedades del corazón

Y cómo librarse de ellas

corazón

Una intención pura, necesita un corazón purificado.

El estado de la excelencia (Ihsan)

El estado de la excelencia (Ihsan) no se puede conseguir, como dijimos en el artículo de ayer, si uno no ha purificado su corazón de todas las impurezas que normalmente afectan al mismo.

Éstas, están mencionadas en el Corán generalmente como las enfermedades del corazón, por lo que el purificarse de ellas es como un proceso de curación.

Las enfermedades del corazón son muchísimas

Estas enfermedades son muchísimas: La envidia, la codicia, la avaricia, la vanidad, la ostentación, orgullo, ingratitud… éstas son sólo unas pocas, entre muchas otras, de esas malas cualidades que pueden mancillar el corazón humano y que necesitan ser eliminadas, si el individuo afectado tiene la esperanza de ganar la pureza del corazón necesaria para la formulación de la intención sincera, esencial para que los actos de adoración sean aceptados.

El Amir al-Mu’minin, Abu Hafs ‘Umar ibn al-Jattab dijo: Escuché al mensajero de Allah, decir: “Las acciones son según las intenciones”.

La importancia de este hadiz está mostrada en el hecho de que muchos de los grandes eruditos del Hadiz, incluido el Imam al Bujari, han empezado sus colecciones con él.

La intención se pone en el corazón

Los alfaquíes están de acuerdo en que el lugar donde se pone la intención, o donde se hace la intención, es el corazón.

No es suficiente, por lo tanto, que esté solamente en la lengua.

Entonces, el hadiz pone en claro que el resultado de la acción de una persona, depende de lo que haya en su corazón, dicho de otra manera, de lo que realmente quiere y espera de lo que está haciendo, de esa acción.

Esto no es una cosa fácil; el corazón, muy a menudo contiene muchos motivos en conflicto y deseos, enfermedades, de ésas que hemos mencionado.

No puedes decir que estás haciendo algo sólo por la faz de Allah, cuando lo cierto es que tu motivación es ambivalente y confusa.

Para que una acción sea de verdad por Allah y Su mensajero, tu corazón debe estar libre de todas las otras emociones en conflicto y deseos que a casi todos nos preocupan, la mayor parte del tiempo.
En otras palabras, una intención pura, necesita un corazón purificado.

Una de las bendiciones de Allah sobre Sus siervos, es que ha hecho que sus corazones tengan afinidad. Y les ha dado la capacidad de ayudarse en el bien y crear los orígenes del afecto, la benevolencia y la misericordia.
El Profeta dijo:

El ejemplo de los creyentes en su afecto, su buen trato y su misericordia entre ellos, es como el de un solo cuerpo; si un miembro / órgano del mismo se queja (se ve afectado, enferma), todo el resto de los miembros se levantan por él en desvelo y fiebre.
(Al Bujari)

Allah ha ordenado a Sus siervos que se aferren a su Din y a Su Corán, hasta que no quede rendija ninguna por donde entre la separación ni el odio.
Y les recuerda Su gran favor sobre ellos al unir sus corazones y hacerlos afines, cuando dice:

Y aferraos todos juntos a la cuerda de Allah y no os separéis; y recordad el favor que Allah ha tenido con vosotros cuando, ha unido vuestros corazones, y por Su Gracia os habéis convertido en hermanos.” (Aal ‘Imran, 3:103)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.