Tú preguntas y Jesús contesta (2)

Parte 2 - ¿Es Jesús el Hijo de Dios?

hijo Jesús

La expresión «hijo de Dios» no puede ser literalmente admitida, porque en la Biblia Dios se refiere a muchos de Sus siervos elegidos como «hijo».

Tú preguntas y Jesús contesta (2)

Continuación del artículo publicado ayer

Por: Faten Sabri

 

«Es inconcebible que Dios tome para Sí un hijo: ¡infinito es Él en Su gloria! ¡Cuando dispone algo, le dice tan sólo: “Sé” –y es!” (Corán, Surat Mariam, 19:35)

 

¿Es Jesús el Hijo de Dios?

«Jesús dijo: ‘ Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.» (Juan: 20:17)

La Virgen María no es la única persona a la que se le dijo que el Espíritu Santo vendría a ella.

La madre del profeta Juan según la Biblia estaba llena del Espíritu Santo.

Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido escuchada, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Juan.Y tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán de su nacimiento;  porque será grande delante de Dios. No beberá vino ni sidra, y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre.» (Lucas 1: 13-15)

Leemos:

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y series mis testigos tanto en Jerusalén,como en toda Judea, en Samaria, y hasta los confines de la tierra.” (Hechos 1: 8)
También leemos:

«Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo descendió sobre todos los que oían el discurso.» (Hechos 10:44)

¿Es Jesús la única persona que fué llamada «el Hijo de Dios»?

La expresión «hijo de Dios» no puede ser literalmente admitida, porque en la Biblia Dios se refiere a muchos de Sus siervos elegidos como «hijo». Los hebreos creían que Dios es Uno y que no había tenido esposa ni hijos en ningún sentido literal. Por lo tanto, la expresión “hijo de Dios” significaba «siervo de Dios”. Pero los seguidores de Jesús que eran de origen griego o romano emplearon mal este término.
En su tradición, «hijo de Dios» se refería a la encarnación de una deidad o a un ser nacido de una unión física entre dioses masculinos y femeninos.

  • «Jacob es el hijo de Dios y el primogénito: «Israel es mi hijo, incluso mi primogénito«. (Éxodo 4:22)
  • Salomón es el hijo de Dios: «Construirá una casa a mi nombre, y estableceré el trono de su reino para siempre. Seré su padre y él será mi hijo» (Samuel 7: 13-14)
  • «Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios» (Romanos 8:14)
  • «Vosotros sois hijos del Señor vuestro Dios» (Deuteronomio 14: 1)
  • «Adán es el hijo de Dios» Adán, que era el hijo de Dios. » (Lucas 3:38)

De hecho, el ejemplo de Jesús para Allah es como el de Adán. Él lo creó del polvo; entonces Él le dijo: «Sé» y él fue.» (Corán, Surat Al Imran, 3:59)

leemos:

Más cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar. Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.” (Mateo 10: 19-20)
Los musulmanes creen que Jesús es «la Palabra de Dios.» pero esta descripción no significa que Jesús es el Hijo de Dios en un sentido literal, sino simbólico, significa que él habló la palabra de Dios. Además, cuando los profetas debían hablar la revelación de Dios a los demás, ellos decían «escucha la palabra del Señor«. (Jeremías 7: 2, Oseas 4: 1)

¿Fué Jesús llamado «Emanuel» (que significa Dios con nosotros)?

«Por tanto, el Señor mismo os dará la señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.» (Isaías 7:14)

La profecía dice que su nombre será «Emanuel», no dice que él será Emanuel. María nunca llamó a su hijo «Emmanuel» como lo exige la profecía. Según la Biblia, ella lo llamó Jesús siguiendo las instrucciones del ángel de Dios.

Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre Jesús.” (Mateo 1:25)

Jesús nunca fue llamado «Emanuel», y si asumimos que este nombre fue para Jesús, esto todavía no lo convierte en Dios porque según la Biblia, varias personas estaban en compañía de Dios. Por lo tanto, la interpretación de Emanuel como «Dios con nosotros» no significa que la compañía de Dios sea exclusiva de Jesús. Dios está con sus profetas y siervos justos en todo momento y en todas partes. Aquí podemos ver otros nombres vinculados con Dios (en las formas hebreas de El o Yah) que pertenecen a otras personas. Por ejemplo:

– Samuel significa: en nombre de Dios (o el que Dios ha escuchado).
– Elihu significa: él es mi Dios mismo.
– Isaías significa: la salvación el Señor.
– Adbeel significa: el milagro de Dios.
– Uriel significa: Luz de Dios.
– Elías significa: Dios el Señor, el Señor fuerte.

Antes de concebir a Jesús, el ángel anunció a María: «el Señor está contigo», es decir, que María estaba en compañía de Dios antes de concebir y dar a luz a Jesús.

«Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: !!Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres.«(Lucas 1:28)

Dios estaba con su profeta José.

Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto; pero Dios estaba con él.” (Hechos 7-9)

El nacimiento del niño y su nombre ‘Emmanuel’ leido en contexto, fueron una señal para el rey Acaz y su gente, quienes estaban a punto de ser invadidos por dos reinos rivales, de que Dios estará con ellos y les dará la victoria. El nombre «Dios está con nosotros,» significa que Dios nos apoyará. El significado del nombre es comprensible ya que se suponía que el nombre del niño indicaría al rey Acaz que Dios estaba de su lado.

«Habló también Jehová a Acaz, diciendo: Pide para ti señal de Jehová tu Dios, demandándola ya sea de abajo en lo profundo, o de arriba en lo alto. Y respondió Acaz: No pediré, y no tentaré a Jehová. Dijo entonces Isaías: Oíd ahora, casa de David. ¿Os es poco el ser molestos a los hombres, sino que también lo seáis a mi Dios? Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno. Porque antes que el niño sepa desechar lo malo y escoger lo bueno, la tierra de los dos reyes que tú temes será abandonada.» (Isaías 7: 10-16)

La promesa fue cumplida por Dios, y se les dio la victoria.

El rey de Asiria lo escuchó, y el rey de Asiria subió contra Damasco y la tomó, y se llevó a su pueblo al destierro en Kir, y dio muerte a Rezín.” (2 Reyes 16: 9)

El texto hebreo de (Isaías 7:14) no dice que una virgen daría a luz, sino que una joven concebiría. La palabra hebrea (almah), usada en (Isaías 7:14) significa una mujer joven, no una mujer virgen. La palabra hebrea para virgen es (b’tulah). La Biblia de la Versión Estándar Revisada es una de las pocas Biblias cristianas que usó la traducción «joven» en lugar de reemplazarla con la palabra «virgen».

Los nombres simbólicos son usados frecuentemente por los hebreos en la Biblia. Muchos nombres no pueden ser tomados literalmente.

  • «En aquellos días, Judá será salvada y Jerusalén vivirá a salvo. Este es el nombre con el que se llamará: «El Señor, nuestro justo Salvador».
  • «Jacob fue llamado un pedazo de tierra «Cara de Dios» (Génesis 32:30)
  • «Moisés construyó un altar y lo llamó ‘el Señor es mi estandarte‘» (Éxodo 17:15)
  • «Bithiah, una hija de un faraón, su nombre significa «hija de Jehová«.
  • «Eliab, su nombre significa «Dios mío (¿es mi) padre.«
  • Así llamó Abraham a aquel lugar que el Señor proveerá. Y hasta el día de hoy se dice: En el monte de Jehová será provisto.» (Génesis 22:14)

Jesús confirmó su Profecía, su sumisión a Dios, su servidumbre a Dios y su condición de Mensajero Humano:

Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham.” (Juan 8:40)
«He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, Y a los gentiles anunciará juicio.» (Mateo 12:18)
«Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra,y entre sus parientes, y en su casa.» (Marcos 6: 4)

«¡ [Jesús] dijo: “En verdad, soy un siervo de Dios. Él me ha entregado la revelación y ha hecho de mí un profeta, y me ha hecho bendito dondequiera que esté; y me ha prescrito la oración y la limosna mientras viva.” (Corán, Surat Mariam, 19: 30-31).

 

Sobre la autora:

Faten Sabri (1973) es una pensadora musulmána jordana. Es conocida por su interacción frecuente con diferentes culturas y religiones ya que habla diferentes idiomas. Estudió religión comparativa, lo que que le permite hablar sobre temas controvertidos en el Islam con quienes están interesados por la verdad y los pensadores libres. Ha escrito libros sobre el mensaje del Islam, el concepto original de Dios y Jesucristo en el Islam, y escribe artículos de forma mensual en revistas internacionales. Estos libros y artículos han sido traducidos y distribuidos en más de 9 idiomas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.