Los padres en el Islam

Las transacciones comerciales según el Islam

Parte 2 de 4

comerciales

Un musulmán que va a hacer comercio, antes debe adquirir un buen entendimiento de las reglas de las transacciones comerciales según el Islam.

Según el Imam Ghazali, un musulmán que decide adoptar el comercio como una profesión o establecer su propio negocio primero debe adquirir un entendimiento profundo de las reglas de las transacciones comerciales codificadas en la Shari’ah islámica. Sin tal entendimiento, se extraviará y fracasará con graves fallos, lo que hará que sus ganancias sean ilegales.

Nadie en el mundo ha otorgado tanta importancia al comercio legal como lo hicieron los primeros musulmanes, ni ninguna otra nación ha mostrado tanto temor al comercio ilegal como lo hicieron ellos. Es por eso que Al-Ghazali dijo que el énfasis en una comprensión clara de las reglas y leyes que rigen las transacciones comerciales es un requisito previo necesario para adoptar el comercio o los negocios como profesión.

El Noble Corán enfatiza la importancia de la equidad en los negocios:

¡Gente mía! Cumplid con la medida y el peso según la equidad. No desvaloricéis las cosas de los hombres ni cometáis maldades en la tierra como corruptores. Las cosas de Allah que permanecen, son mejores para vosotros si sois creyentes”. (Surat Hud, 11: 85-86).

En estas palabras pronunciadas por el profeta Shu’aib a su pueblo, el Corán enuncia los principios fundamentales del comercio de la siguiente manera:

1. Dar la medida y el peso justos.
2. No negarle a la gente lo que les corresponde.
3. No cometer maldades en la tierra con la intención de extender la corrupción.
4. Estar contento con el beneficio que Allah nos deja después de haber pagado lo que le corresponde a otras personas.

En estos versículos se nos dice que el comercio puede florecer en condiciones de paz y seguridad. Por lo tanto, se advierte a la gente de que no perturbe la paz de la tierra para que haya un comercio libre y sin trabas entre diferentes partes del mundo. En las relaciones comerciales se espera que seamos absolutamente justos y honestos, generosamente dando a otras personas lo que les corresponde.

No debemos ser comportarnos con avaricia ni egoísmo, ni debemos caer en la especulación; y se nos dice que la ganancia legal que tiene las bendiciones de Allah es la que podemos obtener a través de tratos perfectamente honestos con los demás.
Las órdenes contenidas en estos versículos del Corán, que se encuentran en otras partes del Libro Sagrado también, cierran la puerta a todas las transacciones deshonestas e injustas. No debemos olvidar que la justicia es una virtud básica. Si le damos a los demás una medida justa y un peso justo, eso equivale a decir que debemos ser justos y equitativos en todos nuestros tratos y transacciones.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5.00 de 5)
Loading...

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.