Dios (Allah) es el Rey y Señor del Reino

dios rey

Si Dios (llamado “Padre” en el cristianismo) es el Rey del Reino, ¿cómo puede Jesús ser Dios?

Los nombres y atributos de Dios incluyen “Rey” y “Señor del Reino”. Puesto que el Señor de este universo es su Creador, Él es también el Señor de su reino. Él tiene derecho a esas descripciones porque Él es el Dueño de todo, y no hay otro dueño junto con Él.

El Rey y Señor del Reino en el Islam

En el Corán, Dios (“Allah” en árabe) es descrito como el “Señor del Reino”. Leemos:

Di: ¡Allah, Rey de la Soberanía! Das el Dominio a quien quieres y se lo quitas a quien quieres. Y das poder a quien quieres y humillas a quien quieres. El bien está en Tu mano. Realmente eres Poderoso sobre todas las cosas. (Al Imran 3:26)

Dios también es descrito como “Rey”. Leemos:

¿Acaso pensasteis que os habíamos creado únicamente como diversión y que no habríais de volver a Nosotros? ¡Ensalzado sea Allah, el Rey Verdadero, no hay dios sino Él, el Señor del noble Trono. (Al-Mu’minun 23: 115 – 116)

También leemos:

Él es Allah, Quien no hay dios sino Él, el Rey, el Purísimo, la Paz, el que da Seguridad, el Vigilante, el Irresistible, el Compulsivo, el Soberbio. ¡Gloria a Allah por encima de lo que asocian! (Al-Hashr 59:23)

El Reino y el dominio son atribuidos exclusivamente a Dios. Leemos:

¿No sabes que a Allah Le pertenece el dominio de los cielos y de la tierra y que fuera de Él no tenéis quien os proteja ni os auxilie? (Al-Baqarah 2: 107)

También leemos:

De Allah es la soberanía de los cielos y la tierra y Allah tiene poder sobre todas las cosas. (Aal Imran 3: 189)

El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) atribuyó el dominio y el Reino únicamente a Dios. Se narra bajo la autoridad de Abu Hurairah (que Dios esté complacido con él) que el Profeta Muhammad dijo: “No hay Señor excepto Allah”. (Muslim)

Otra narración dice: “No hay rey excepto Allah”. (Muslim)

Abu Hurairah también narró que el Profeta dijo: “En el Día de la Resurrección, Allah tomará toda la Tierra y doblará el cielo con su mano derecha y dirá: ‘Yo soy el Rey. ¿Dónde están los reyes de la tierra?'” (Al-Bujari)

‘Abdullah bin Mas’ud narró: ‘Vino uno de los rabinos al Mensajero de Allah, al que Allah le dé Su gracia y paz, y dijo: “¡Muhammad!, encontramos (en nuestras escrituras) que Allah pondrá los cielos sobre un dedo y (pondrá) las tierras sobre un dedo, y (pondrá) los árboles sobre un dedo, y (pondrá) el agua y la tierra firme sobre un dedo, y (pondrá) el resto de las criaturas sobre un dedo, y dirá: ‘Yo soy el Rey”’. Entonces el Profeta, al que Allah le dé Su gracia y paz, sonrió hasta vérsele los caninos confirmando las palabras del rabino y luego, el Mensajero de Allah, al que Allah le dé Su gracia y paz, recitó: “No han apreciado a Allah en Su verdadera magnitud […]” (Az-Zumar 39.67) (Al-Bujari)

El Rey y Señor del Reino en el Cristianismo

En el Antiguo Testamento, Dios es descrito como “Rey”. Leemos: “Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, Porque a ti oraré”. (Salmos 5: 2)

El Antiguo Testamento nos dice que el reino pertenece a Dios para siempre. Leemos: “Jehová reinará eternamente y para siempre”. (Éxodo 15:18).

El Nuevo Testamento cita a Jesús atribuyendo el Reino a Dios. Leemos: “Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él”. (Mateo 21:43).

Cuando Jesús enseñó la oración a sus discípulos, atribuyó el Reino a Dios. Leemos: “Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén”. (Mateo 6: 9-13)

Asimismo, Jesús enseñó a sus discípulos a buscar el Reino de Dios en primer lugar. Leemos: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. (Mateo 6:33).

Llegado a esto, puede surgir una pregunta: si el Reino y el dominio pertenecen a Dios (llamado “Padre” en el cristianismo), ¿cómo puede Jesús ser Dios?


Referencias:

1- El Glorioso Corán

2- Sahih Al-Bujari

3- Sahih Muslim

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.