La Infalibilidad de los Profetas en el Islam y el Cristianismo (2/2)

infalibilidad

Es imposible que los profetas Jesús y Muhammad cometieran faltas mayores.

La mayoría de los cristianos afirman que Jesús era el único ser humano que no cometió falta ninguna, a diferencia de todos los demás profetas. Ofrecen como prueba versos coránicos y hadices (dichos) proféticos, así como pasajes bíblicos en defensa de su creencia en la infalibilidad de Jesús y de la exclusión de esta de todos los demás profetas.

En cuanto a la infalibilidad de Jesús, citan el siguiente verso coránico que relata cómo la madre de María suplicó a Dios antes del nacimiento de María y cómo Dios le respondió. Leemos:

“La he llamado Maryam: A ella y a su descendencia los refugio en Ti del Shaytán lapidado”. (Aal Imran 3: 36)

También citan el siguiente hadiz: Abu Hurairah narró: “Escuché al Mensajero de Dios diciendo: ‘ Escuché al Mensajero de Dios diciendo: ‘No hay nadie nacido entre la descendencia de Adán, a quien Shaytán no toque. Un niño, por lo tanto, llora fuerte al nacer debido al toque de Satanás, excepto María y su hijo. Entonces, Abu Huraira recitó: “A ella y a su descendencia los refugio en Ti del Shaytán lapidado”. (Aal `Imran 3:36) (Al-Bujari)

En el largo hadiz de intercesión, también se cita la respuesta de Jesús a las personas cuando le pidieron su intercesión con Dios el Día del Juicio.

Jesús responde diciendo: “Hoy mi Señor se ha enfadado como nunca lo ha hecho antes”. No mencionará ninguna falta, dirá: “¡Yo mismo! ¡Yo mismo! ¡Yo mismo!”. (Al-Bukhari)

Los cristianos dicen que los profetas como Adán, Abraham y Moisés pedirán la intercesión y se disculparán por algunas faltas que cometieron. Pero, Jesús no se disculpará por ningún pecado.

También citan versículos bíblicos que indican que Jesús es sin pecado. Por ejemplo, leemos: ” Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado”. (Hebreos 4:15).

Como prueba de la afirmación de que el Profeta Muhammad no estaba libre de falta se cita el siguiente verso coránico:

Y si te solivianta una tentación procedente del Shaytán, pide refugio en Allah; es cierto que Él es el que oye y el que sabe. (Fussilat 41:36)

Argumentan que el verso anterior indica que las malas sugerencias de Shaytán llegaron al Profeta Muhammad igual que a la gente común.

También hay otros versículos coránicos que afirman que el Profeta Muhammad cometió faltas como cualquier otra persona. Por ejemplo, leemos:

Ten pues paciencia porque la promesa de Allah es verdadera y pide perdón por tus faltas y glorifica a tu Señor con las alabanzas que Le son debidas por la tarde y de madrugada. (Ghafir 40:55)

Podemos preguntar: ¿Jesús es el único hombre libre de faltas? ¿El Profeta Muhammad no está libre de ellas?

Todos los hijos de Adán, incluidos los profetas, cometieron faltas. Ni Moisés ni Jesús ni Muhammad estaban libres de ellas. Sin embargo, no podían cometer faltas mayores. Hay innumerables evidencias de eso en el Corán y la Biblia.

En lo que respecta a Jesús, no podía cometer faltas mayores pero, como ser humano, podía cometer pequeñas faltas. Hay evidencia de eso en el Corán, como por ejemplo en el siguiente versículo:

Antes de ti no hemos enviado ningún mensajero ni profeta al que no le ocurriera que al recitar (lo que le era inspirado), el Shaytán interpusiera algo en su recitación. Pero Allah anula lo que el Shaytán inspira. Luego Allah afirma Sus signos y Allah es Conocedor, Sabio. (Al-Hajj 22:52)

En el versículo anterior, se evidencia que todos los profetas de Dios, incluido Jesús, estaban sujetos a la tentación de Shaytán.

Anas ibn Malik narró que el Profeta Muhammad dijo: “Todos los hijos de Adán cometen faltas, y los mejores de ellos son los que se arrepienten”. (At-Tirmidhi y Ibn Majah)

Por consiguiente, como hijo de Adán, Jesús estaba expuesto a cometer faltas.

La afirmación de que solo Jesús estaba libre de pecado, mientras que todos los demás profetas, incluyendo al Profeta Muhammad, no, es falsa. La cita anterior (Aal Imran 3: 36-37) refiriéndose a la oración de la madre de María y a la respuesta de Dios a la misma, no significa necesariamente que María y su hijo fueran totalmente inmunes a la tentación de Shaytán. Significa más bien su inmunidad a seguir completamente a Shaytán, a pesar de su responsabilidad ante las pequeñas faltas como todos los demás seres humanos.

Las llamadas “tres tentaciones de Satanás” citadas en la Biblia (Mateo 4: 1-11) son evidencia suficiente de la vulnerabilidad de Jesús, como del resto de seres humanos, a la tentación de Shaytán.

Otra evidencia es el siguiente versículo:

Y si te solivianta una tentación procedente del Shaytán, pide refugio en Allah; es cierto que Él es el que oye y el que sabe. (Fussilat 36:41)

En este versículo, Dios ordena al Profeta Muhammad que busque refugio en Dios ante cualquier sugerencia que venga de Shaytán. Esto significa que el acto de buscar refugio en Dios, como lo hace la madre de María, no hace que el hombre sea inmune a la tentación de Shaytán. Simplemente inmuniza a uno contra el seguir totalmente a Shaytán.

La evidencia de que María no estaba libre de falta es que ella pronunció palabras que pueden ser consideradas pecados. Desesperaba de la misericordia de Dios. Acerca de María, el Corán dice:

Y le sobrevino el parto junto al tronco de la palmera. Dijo: ¡Ojalá y hubiera muerto antes de esto desapareciendo en el olvido! (Maryam 19:23)

El hadiz que indica que Shaytán no tocó a María o a su hijo Jesús se limita al momento en el que nacieron. En cuanto al resto de sus vidas, estuvieron expuestos a la tentación como el resto de la humanidad.

En cuanto al largo hadiz de intercesión donde Jesús no menciona una falta que haya cometido, significa que Jesús no se disculpará por la intercesión debido a alguna falta cometida por él, como la mayoría de los profetas, si no que se disculpará sin dar ninguna razón.

Esto no significa que Jesús no hubiera cometido faltas en su vida. El profeta Noé tampoco mencionará ninguna falta como razón por la cual no intercederá. ¿Significa eso que Noé también está libre de falta?

En Hebreos, el versículo que indica que Jesús es sin pecado y otros versículos similares son refutados por el mismo Jesús. Jesús confirmó que no hay nadie que sea bueno excepto Dios. En el Nuevo Testamento, leemos:

“Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos”. (Mateo 19: 16-17)

Podemos preguntar aquí: si Jesús hubiera estado realmente libre de falta y hubiera habido un ser humano sin pecado, ¿por qué Jesús confirmó que ni él ni los demás son buenos excepto Dios?

Los versículos anteriores del Nuevo Testamento pueden tener solo un significado, es decir, no hay ningún ser humano que pueda ser descrito como absolutamente bueno, porque cada uno de los hijos de Adán, incluyendo a Jesús, ha cometido alguna falta.

La Biblia misma cita palabras y acciones de Jesús que se ven como faltas. Por ejemplo, nos damos cuenta de que el tratamiento de Jesús a su madre retratado por la Biblia está desprovisto de la obediencia a los padres exigible a todo el mundo, y por supuesto a los profetas.

Por ejemplo, leemos:

Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre. (Mateo 12: 46-50).

Además del maltrato de Jesús a su madre, la Biblia nos dice que el vino fue bebido por los seguidores de Jesús, incluso en su presencia. Leemos:

Sea con vosotros gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y en amor. Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad, conforme al mandamiento que recibimos del Padre. (Juan 2: 3-4)

En cuanto a Muhammad se refiere, como Jesús y todos los demás profetas, el Profeta pudo cometer faltas menores, pero ninguna grave.

Los versículos que mencionan las faltas del Profeta Muhammad solo se refieren a faltas menores y pequeños defectos de la gente piadosa. Es decir, las faltas del Profeta Muhammad, Jesús y todos los demás profetas no son como nuestras faltas. Son bastante más ligeras, en la medida en que si la mayoría de esas faltas hubieran sido cometidas por algunos de nosotros, no habrían contado como faltas, sin embargo, para ellos les contaron como faltas leves.

Tal vez, el Profeta Muhammad era el ser que menos faltas había cometido cuando Dios le ayudó contra su jinni (espíritu maligno) al revelarle el Islam.

‘Abdullah ibn Mas’ud narró que el Profeta Muhammad dijo: “No hay ni uno solo de vosotros a quien no se le haya asignado un compañero (jinni). Ellos dijeron: “¿Y a ti, Mensajero de Dios?” Él contestó: “También. Sin embargo, Dios me ha ayudado contra él y ha aceptado el Islam. Así, él solo me manda hacer el bien'”. (Muslim)

Para concluir, tanto Jesús como el Profeta Muhammad son dos de los mejores y más grandes profetas y mensajeros de Dios. Según el Islam, como todos los demás profetas, no podían cometer faltas mayores, solamente pudieron cometer faltas leves. Posiblemente el Profeta Muhammad fuera, por la evidencia arriba mostrada, el ser que menos faltas cometió de la humanidad.


Ver también:

La infalibilidad de los profetas en el Islam y el Cristianismo. (1/2)

Referencias:

  • El Glorioso Corán
  • Sahih Al-BuJari
  • Sahih Muslim
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.