¿Es Muhammad el Autor del Corán? (2/2)

¿Es Muhammad el Autor del Corán? (2/2)

muhammad autor

Cuando se examinan los hechos, uno llega a creer fielmente que el Corán es la Palabra de Allah.

Independientemente de su color, nacionalidad o tribu, cualquiera que crea en el mensaje islámico es parte de la hermandad del Islam. Con esto, la pregunta lógica denota que si el Corán hubiera sido escrito por Muhammad (la paz sea con él), como estas personas alegan, con el propósito de unir a los árabes, ¿por qué habría puesto el mensaje exactamente opuesto en este libro? De hecho, de la historia que citamos, podemos ver que el mensaje islámico realmente dividió a los árabes en dos grupos distintos: musulmanes y no musulmanes.

Muhammad (la paz sea con él) también tenía compañeros que eran de diferentes tribus y no eran árabes.

¿Tuvo epilepsia?

Otras personas que rechazan la profecía de Muhammad (la paz sea con él) afirman, debido a la evidencia histórica del carácter impecable y a la veracidad de Muhammad (paz sea con él), que él no habría inventado deliberadamente el Corán y su profecía. Por ello, alegan que él o bien tuvo epilepsia o estaba delirando y realmente creía que él era un Profeta.

En primer lugar, teniendo en cuenta que Muhammad es quizás el hombre sobre el que más se ha escrito en la historia, no hay absolutamente ninguna evidencia en su vida para apoyar esta afirmación, y toda evidencia sugiere que Muhammad (la paz sea con él) vivió una vida normal y cuerda hasta su muerte a la edad de sesenta. Sin embargo, a pesar de ello, demostraremos que esta afirmación es falsa y maliciosa.

En segundo lugar, incluso algunos orientalistas han rechazado estas afirmaciones de epilepsia como falsas y ridículas. Daniel, comentando la afirmación de la epilepsia dijo: “… la epilepsia aplicada al Profeta fue la explicación de aquellos que trataron de divertir en lugar de instruir”. (Muhammad, el Sublime Corán y Orientalismo)

John Davenport dijo: “Esta observación de que Muhammad ha sufrido los ataques de la epilepsia es uno de los dichos falsos, poco elegantes, de los griegos, con los que pretendían manchar el prestigio del propagador de una nueva religión, y volver al mundo del cristianismo en contra de su comportamiento moral y cualidades”. (Udhri Taqsir)

Hay varios tipos de epilepsia, siendo los principales Gran Mal, Pequeño Mal y psicomotor. Gran Mal incluye convulsiones generalizadas en las que hay inconsciencia repentina con caída y sacudida de los miembros. A veces la persona grita justo antes de la convulsión y se pone rígida y detiene la respiración. A continuación vienen movimientos bruscos, puede morderse la lengua y la persona experimenta un dolor de cabeza. Después, no recuerdan lo que sucedió.

Cuando Muhammad (la paz sea con él) recibió la revelación, fue descrito como el sonido de una campana, mientras que otras veces el Ángel Gabriel vino a él en la forma de un hombre y entregó el mensaje directamente. Cuando se compara el Gran Mal con la descripción de Muhammad (la paz sea con él) recibiendo la revelación, es obvio que no sufrió de Gran Mal.

El Pequeño Mal implica lapsos momentáneos de conciencia, y más del setenta por ciento (70%) de los pacientes tienen su primer ataque antes de los veinte años. No implica movimientos involuntarios y puede ocurrir varias veces en un día sin interrupción de la conciencia. Esto también se opone a la descripción de la revelación de Muhammad (la paz sea con él).

En primer lugar, Muhammad (la paz sea con él) tenía cuarenta años de edad cuando comenzó a recibir la revelación, y cada vez que recibía la revelación, era durante varios minutos, no durante momentos.

Las convulsiones psicomotoras implican convulsiones. Estas duran unos segundos, acompañadas de gritos y murmullos que no forman palabras o frases, y mucho menos capítulos enteros de un libro que no solo son totalmente comprensibles, sino de la más alta elocuencia.

La epilepsia toma el control de los pensamientos durante las convulsiones, sin embargo, Muhammad (la paz sea con él) estaba en completo control durante la revelación y fue capaz de recordar el evento en detalle, a diferencia de quien tiene un ataque epiléptico.

Más allá de los hechos anteriores, uno debe preguntarse cómo Muhammad (la paz sea con él) inconscientemente sabe acerca de las naciones anteriores. ¿Cómo podía responder inconscientemente a las preguntas que la gente le hacía y hacerlo de manera correcta? Nadie se levantó para decir que ellos también estaban familiarizados con estas historias. ¿Cómo podía saber acerca de los acontecimientos futuros que más tarde sucederían? ¿Cómo podría haber sabido años antes que los persas y los romanos iban a luchar y quién ganaría esta guerra?

Por lo tanto, cuando se examinan los hechos, las teorías de las convulsiones epilépticas no solo pueden descartarse fácilmente como absurdas, sino que solo podemos concluir que esta afirmación es hecha por pura maldad, porque la evidencia es abrumadora en contra de ellos. Norman Daniel comentó sobre las calumnias contra Muhammad (que la paz sea con él): “Todos los escritores (refiriéndose a los escritores occidentales) tendían —más o menos— a aferrarse a cuentos fantásticos sobre el Islam y su Profeta… El uso de pruebas falsas para atacar al Islam era casi universal”. (Islam y Occidente)

Daniel ahonda en su afirmación: “En el peor de los casos, fue su afirmación de que el relato era fantástico, y su repetición sin discriminación; en el mejor de los casos, se hizo una selección con los hechos que que sirvieron al propósito de la controversia”. (Islam y Occidente)

No obstante, la ganancia material; el deseo de poder; el deseo de unificar a los árabes y el haber sufrido epilepsia son fácilmente descartados cuando cualquier lector imparcial ve la vida de Muhammad (la paz sea con él).


Fuente: Tomado del libro ¿Quién escribió el Corán?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Leave a Reply