La poligamia en el cristianismo y en el Islam

poligamia islam

Islam limitó y reguló la poligamia

La poligamia en el Islam

El Islam no hace obligatoria la poligamia, pero sí admisible bajo determinadas condiciones. Por ejemplo, un hombre no puede tener más de cuatro esposas al mismo tiempo, y no puede tener como esposas a una mujer y, a la vez, a su hermana, o a su tía paterna o materna.

En el Corán leemos:

Y si teméis no ser justos con los huérfanos… Casaos entonces, de entre las mujeres que sean buenas para vosotros, con dos, tres o cuatro; pero si os teméis no ser equitativos… entonces con una sola o las que posea vuestra diestra.  (An-Nisa, 4: 3)

Sobre la prohibición de casarse con una mujer y, a la vez, con su hermana, o su tía paterna o materna, leemos:

[…] las madres de vuestras esposas y las hijastras que estén bajo vuestra protección*, que sean hijas de mujeres que hayáis tenido y con las que hayáis llegado a cohabitar, porque si son de mujeres que habéis tenido con las que no habéis cohabitado, entonces no hay inconveniente.
Y las esposas de vuestros hijos de sangre, así como que estéis casados con dos hermanas a un tiempo, a excepción de lo que ya esté hecho. (An-Nisa’ 4:23)

Por otra parte, la capacidad financiera, la buena salud y la igualdad de trato entre las esposas también están estipuladas. En el Corán leemos:

No podréis ser equitativos con las mujeres aunque lo intentéis, pero no os inclinéis del todo dejando a la otra como si estuviera suspensa en el aire. (An-Nisa, 4: 129).

Por lo tanto, históricamente hablando, el Islam fue pionero en la regulación de la relación polígama, mediante la especificación de un cierto número de esposas y la estipulación de la capacidad financiera, la capacidad física y la igualdad entre las esposas.

La poligamia en el cristianismo

Jesús no se refirió a la poligamia en sus enseñanzas contenidas en los cuatro evangelios. La monogamia fue más bien impuesta por Pablo en sus epístolas. De hecho, a Pablo no le gustaba el matrimonio e incluso se opuso, llamaba al celibato y a la soltería (1 Corintios 7: 1), (1 Corintios 7: 8). Es más, Pablo prohibió a las viudas y divorciadas casarse nuevamente (1 Timoteo 5:11), (Mateo 5:32).

El Antiguo Testamento nos habla de la poligamia en la vida de los profetas mismos, por no hablar de otras personas comunes. No especifica un número de esposas, ni establece como condiciones: la capacidad financiera, capacidad física o la igualdad entre las esposas (1 Reyes 11: 2-3), (2 Samuel 5:13).

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.