Los profetas más importantes entre el cristianismo y el islam: El Profeta Abraham

5 - El Profeta Abraham

Abraham

¿Adoraba el profeta Abraham a los hijos de Het?

El Profeta Abraham fue el antepasado de las naciones fieles y el abuelo de los hijos de Israel y del Profeta árabe, Muhammad (la paz sea con él). Él fue el profeta a quien Dios hizo líder, con quien Dios tenía un pacto, y a quien se le atribuyen los mensajes divinos (religiones abrahámicas), incluyendo el judaísmo, el cristianismo y el Islam.

Tanto el cristianismo como el Islam están de acuerdo en honrar y alabar a este profeta. Sin embargo, el cristianismo atribuye a Abraham unos actos que contradicen este honor y esta alabanza, como se verá más adelante.

El profeta Abraham en el Cristianismo

El cristianismo honra y alaba al Profeta Abraham en la Biblia, incluyendo el Antiguo y el Nuevo Testamento. En el Antiguo Testamento, hay una promesa repetida por Dios para hacer salir de él grandes naciones benditas y para bendecirlo y glorificar su nombre entre de naciones.

Por ejemplo, leemos: «Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra». (Génesis 12: 1-3).

También leemos: «He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti». (Génesis 17: 4-6)

Sin embargo, en la Biblia, el cristianismo atribuye al Profeta Abraham actos contradictorios. Por ejemplo, el cristianismo afirma que Abraham adoraba algo distinto de Dios. Leemos: «Y Abraham se levantó, y se inclinó al pueblo de aquella tierra, a los hijos de Het». (Génesis 23: 7)

También leemos: «Entonces Abraham se inclinó delante del pueblo de la tierra». (Génesis 23:12)

En muchas ocasiones, el cristianismo también afirma que Dios tenía un pacto con Isaac y sus descendientes, excluyendo a Ismael y sus descendientes. Por ejemplo, leemos:

“Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva en tus bendiciones. Respondió Dios: Ciertamente, pero Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. Y respecto a Ismael, te he escuchado: ciertamente le bendeciré, y multiplicaré su descendencia en gran manera; doce príncipes engendrará, y haré de él una gran nación. Mas yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz por este tiempo el año que viene». (Génesis 17: 18-21)

El profeta Abraham en el Islam

El Islam honra y elogia al Profeta Abraham (Ibrahim en árabe). En el Islam, se le describe favorablemente, con buenas cualidades y características. Por ejemplo, se le describe como el «Íntimo de Dios Misericordioso». En el Corán, leemos:

Y Allah tomó a Ibrahim como amigo íntimo. (An-Nisaa’ 4: 125)

También es descrito como uno de los justos escogidos por Dios. En el Corán, leemos:

¿Y quién, sino aquel que se rebaja a sí mismo, puede rechazar la religión de Ibrahim? Lo escogimos en esta vida, y en la Última, estará entre los justos. (Al-Baqarah 2: 130)

También se le describe como «temeroso de Dios», «tolerante» y «frecuentemente arrepentido». En el Corán, leemos:

Verdaderamente Ibrahim era suplicante y paciente. (At-Tawba 9: 114)

También leemos:

Es cierto que era indulgente, movido a la compasión y siempre se volvía (a Allah). (Hud 11:75)

El Profeta Abraham también es descrito como un «profeta» y un «hombre sincero». En el Corán, leemos:

Y recuerda en el Libro a Ibrahim, él fue realmente sincero y profeta. (Maryam 19:41)

Abraham también es descrito como «uno de los siervos creyentes de Dios». En el Corán, leemos:

Paz para lbrahim. Así es como recompensamos a los que hacen el bien. Él fue uno de Nuestros siervos creyentes. (As – Saffat 37: 109 – 111)

El Profeta Abraham también es descrito como un «líder», «obediente devoto «, «inclinado hacia la verdad» y «agradecido». En el Corán, leemos:

Es cierto que Ibrahim reunía en sí todo lo bueno, era obediente a Allah y tenía una tendencia innata hacia la verdadera creencia (sin haber sido nunca uno de los que asocian). Agradecido con Sus dones, Él lo escogió y lo guió a un camino recto. Y le dimos en esta vida favor y ciertamente en la Última estará con los justos. Luego te inspiramos a ti para que siguieras la forma de Adoración de Ibrahim como hanif sin ser de los que asocian. (An-Nahl 16: 120-123)

El Islam honra al Profeta Abraham tanto que Dios ordena a los musulmanes que tomen su lugar (donde se paró para construir la Ka`bah) como un lugar para la oración a Dios. En el Corán, leemos:

Y cuando hicimos de la Casa (La Ka’ba) un centro de reunión y un lugar seguro para los hombres que adoptaron la estación de Ibrahim. Habíamos pactado con Ibrahim e Ismail que mantuvieran pura Mi casa para los que cumplieran las vueltas en torno a ella, los que allí permanecieran y los que se inclinaran y postraran. (Al-Baqarah 2: 125)

En consecuencia, se hace evidente que el Profeta Abraham es el profeta más honrado y alabado en el Corán tras el Profeta Muhammad.

No es de extrañar, pues el Profeta Muhammad fue el más parecido a él, como se narró en el hadiz sobre el viaje milagroso de Al-Israa’ y Al-M`iraj.

Abu Hurairah narró que el Profeta Muhammad dijo: «… Yo vi a Abraham (la paz sea con él) ofreciendo oración; Él tenía el mayor parecido con vuestro compañero (el Profeta mismo) entre la gente. Cuando llegó el tiempo de la oración los dirigí…»(Muslim)

Comentarios

La imagen que da del Profeta Abraham el Islam es más adecuada y apropiada que la del cristianismo. Este último afirma que Abraham adoraba algo diferente de Dios, aunque él mismo prohibió la adoración de otra cosa que no fuera Dios. En la Biblia, leemos:

Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. (Mateo 4:10)

Sin embargo, el Islam confirma que Abraham era monoteísta en lugar de un politeísta. En el Corán, leemos:

Y dicen: ¡Tenéis que ser judíos o cristianos! Di: Al contrario, (seguimos) la religión de Ibrahim que era hanif, y no uno de los asociadores. (Al-Baqarah 2: 135)

En este sentido, el Profeta Abraham era musulmán. En el Corán, leemos:

¿Y quién, sino aquel que se rebaja a sí mismo, puede rechazar la religión de Ibrahim? Lo escogimos en esta vida, y en la Última, estará entre los justos. Cuando su Señor le dijo: ¡Sométete! Dijo: Me someto al Señor de los mundos. Y esto fue un legado que Ibrahim dejó a sus hijos. Y lo mismo hizo Yaqub (cuando dijo): ¡Hijos míos ! Allah os ha elegido la práctica de Adoración, no muráis pues sin ser musulmanes. ¿Acaso estabais allí, presentes, cuando le vino la muerte a Yaqub? Cuando dijo a sus hijos: ¿Qué adoraréis cuando yo ya no esté? Dijeron: Adoraremos a tu Dios y al Dios de tus padres: Ibrahim, Ismail e Ishaq, que es un Dios Único; y a Él estaremos sometidos. (Al-Baqarah 2: 130-133)

En cuanto a la discriminación bíblica en favor de Isaac y sus descendientes y en contra de Ismael y sus descendientes, esto no tiene fundamento en el Islam. El Qur’an compara a menudo al Profeta Isaac y sus descendientes por un lado y al Profeta Ismael y sus descendientes por otro lado sin discriminación. En el Corán, leemos:

«Creemos en Alá y en lo que nos ha sido revelado, y lo que ha sido revelado a Abraham ya Ismael, a Isaac, a Jacob ya los Descendientes, y lo que se le dio a Moisés ya Jesús, Profetas de su Señor. No hacemos ninguna distinción entre ninguno de ellos, y somos musulmanes [en sumisión] a Él». (Al-Baqarah 2: 136)

El Profeta Isaac y el Profeta Ismael se equiparan en la medida en que Ismael es contado entre los antepasados de Jacob, aunque él era su tío y no su padre. En el Corán, leemos:

Decir: Creemos en Allah, en lo que se nos ha hecho descender, en lo que se hizo descender a Ibrahim, Ismail, Ishaq, Yaqub y a las Tribus, en lo que le fue dado a Musa e Isa y en lo que le fue dado a los profetas procedente de su Señor. No hacemos distinciones entre ninguno de ellos y estamos sometidos a Él. (Al-Baqarah 2: 133)

El Corán nos dice que cuando el Profeta Abraham pidió a Dios que legara el liderazgo que tenía a sus descendientes, Dios se negó, explicando que algunos de ellos serían tan malhechores que no lo merecerían, fueran de los descendientes de Isaac o de los descendientes de Ismael, sin discriminación. Leemos:

Y cuando tu Señor puso a prueba a lbrahim con palabras que éste cumplió, le dijo: Voy a hacer de ti un dirigente y un ejemplo para los hombres. Dijo: ¿ Y lo harás también con mis descendientes? Dijo: Mi pacto no alcanza a los injustos. (Al-Baqarah 2: 124)

También leemos:

Y así fue como enviamos a Nuh y a Ibrahim y pusimos en su descendencia la Profecía y el Libro. Entre ellos los hubo que siguieron la guía pero fueron muchos los que se desviaron. (Al Hadid 57:26)

En ninguna parte del Corán encontramos desaliento exclusivamente para los descendientes de Isaac (hijos de Israel), excepto a los incrédulos de ellos. Esto significa que el honor y la alabanza destinados a los descendientes de Abraham sigue aplicándose a los creyentes de los descendientes de Isaac y a los descendientes de Ismael. En el Corán, leemos:

Los hijos de Israel que cayeron en la incredulidad fueron maldecidos por boca de Daud y de Isa, hijo de Maryam. Esto les pasó porque desobedecieron y fueron más allá de los límites. (Al-Ma’idah 5:78)

¿Mintió el profeta Abraham?

En la Biblia y en la Sunnah nos encontramos con la idea errónea de que el profeta Abraham mintió.

Por ejemplo, en la Biblia, leemos: «Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer? ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete». (Génesis 12: 18-19)

Encontramos un Hadiz que dice:

Abu Hurairah relata que Ibrahim no mintió sino solamente en tres ocasiones, dos de ellas por causa de Allah, cuando dijo: “Estoy enfermo”, y cuando dijo: “(No lo he hecho sino que) este ídolo grande lo hizo”. La tercera fue cuando Ibrahim y Sarah (su esposa), en un viaje, pasaron por el territorio de un tirano. Alguien le dijo al tirano: “Este hombre (es decir, Ibrahim) está acompañado de una mujer fascinante”. Entonces, envió por Ibrahim y le preguntó acerca de Sarah diciendo: “¿Quién es esta dama?”. Ibrahim dijo: “Es mi hermana”. Ibrahim fue donde Sarah y le dijo: “¡Oh Sarah! No hay más creyentes sobre la faz de la tierra que tú y yo. Este hombre me preguntó acerca de ti y le he dicho que eres mi hermana; no contradigas lo que le dije». (Al-Bujari)

Respuesta: Ya hemos indicado en un post anterior que, según el Islam, los profetas son proclives a cometer faltas leves, pero no faltas graves. Incluso sus faltas leves no son como las nuestras, pues son vistos como pequeños fallos e imperfecciones de personas de grandes cualidades.

Las supuestas mentiras no son verdaderas. Según el diccionario, una mentira es una «afirmación que una persona hace consciente de que no es verdad «.

Sin embargo, las mentiras del Profeta Abraham no tenían intención deliberada de engañar sino de guiar a la bondad. Como tal, no eran verdaderas mentiras, aunque seguían siendo contrarias a la mejor actitud, es decir, la veracidad en cualquier lugar y momento.

Sucede que una afirmación falsa no solo es inofensiva, sino también loable, por ejemplo, en caso de buscar la paz. Umm Kulzum bint `Uqbah narró que escuchó al Profeta Muhammad diciendo: »La persona que miente para hacer la paz entre la gente no es mentirosa, cuando transmite bien o dice (algo) bueno». (Al-Bujari)

Por consiguiente, las supuestas mentiras del Profeta Abraham no estaban destinadas al mal sino al bien. Afirmó que estaba enfermo para no salir con su gente en su celebración y así poder destruir los ídolos. Afirmó que era el gran ídolo el que lo había hecho para que se dieran cuenta de que adoraban a dioses falsos y, entonces, quizás decidirían adorar al Dios verdadero.

Afirmó que Sarah era su hermana para que no la asesinaran y que así la fe que él y su esposa tenían perduraran. Es más, no se puede considerar un mentira, puesto que era su hermana en la creencia. Más tarde, dio a luz a Ismael e Isaac. Posteriormente, los descendientes justos fueron engendrados por Ismael e Isaac.

Si Abraham hubiera sido asesinado, esos buenos descendientes no habrían nacido y, como resultado, la Tierra se habría llenado de incredulidad y corrupción.


Referencias:

1. El Corán Glorioso

2. Sahih Al-Bukhari

3. Sahih Muslim

4. La Santa Biblia

5. st-takla.org

6. blueletterbible.org

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,50 de 5)
Cargando…

One thought on “Los profetas más importantes entre el cristianismo y el islam: El Profeta Abraham

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.