Comparación

El eclipse lunar

Eclipse lunar

Los eclipses son una muestra de la fuerza y la majestad del Creador.

Los eclipses lunares son algo que se repite con frecuencia y, quizá con más repetición en los últimos tiempos.

La noche del 27 de julio de 2018 tendremos la oportunidad de presenciar uno en prácticamente la totalidad del planeta.

 ¿Qué es lo que debe hacer un musulmán durante un eclipse?

La oración de los eclipses está basada en este Hadîth:
«El sol y la luna no se eclipsan debido a la vida o a la muerte de alguien.
Cuando veáis estos astros (eclipsados) refugiaos en la oración.» Al-Bukhârî.
Son dos signos y dos fenómenos de Allâh, el musulmán reza e invoca hasta que se termine.

La oración del eclipse solar:

Existe el eclipse solar también y vamos a hablar brevemente de él y de su oración.
Esta oración (voluntaria) es una sunna confirmada para todo fiel que debe obligatoriamente cumplir la oración canónica, mientras que para que no ha llegado a la pubertad es simplemente recomendable.
Es recomendado rezarla en grupo (detrás del Imâm) en una mezquita y en voz baja.

Esta oración se compone de dos rak’at, con esta particularidad: en cada rak’at, hay dos ‘Qiyâm’ (periodo en el cual nos quedamos de pie), dos ‘Qir’ât’ (periodo de recitación del Corán), dos rukû’ y dos sujûd. Este aviso mayoritario se basa notamente en los hadîth relatados por Abdullâh ibn Amr (que Allâh esté complacido con él) y Aïcha (que Allâh esté complacido con ella) y citados por Bukhâri y Muslim.

Esta es la manera detallada (y recomendada) de cumplir con esta oración según los sabios: empezamos el salât normalmente, y después de haber recitado la Fâtiha, leemos la surah Al-Baqarah u otra surah de duración equivalente. Después, hacemos el rukû’, después de que nos levantamos y recitamos dos cientos versículos. Luego hacemos un segundo rukû’, después de hacer dos sujûd, y completamos así la primera rak’at. Es recomendado alargar los rukû’ y los sujûd. La segunda rak’at será rezada de la misma manera que la primera. La única diferencia es en la cantidad de versículos del Corán recitados: será esta vez un poco más corta (aproximadamente 150 versículos, y después 100 versículos).
Pero para los malikis, el Imâm (en la recitación del Corán descrita) debe considerar el estado de la gente dirigida y el hecho de no hacer salir la oración de su tiempo.

Su tiempo empieza con el comienzo de la Nâfila (la mañana: cuando el sol se subió en el cielo de la altura de una lanza) hasta el cenit (comienzo del tiempo legal de la oración de Dhohr).

Pues para cada rak’at habrá dos «Qiyâm» y dos «Rukû’». Esto para las tres escuelas maliki, shafi’i y hanbali.

Según la escuela shafi’i, es sunna hacer dos khotba (sermón) después de esta oración, para el grupo de los hombres. En vez del Takbîr (en el sermón) habrá el Istighfâr (pedir perdón). (Al-Fiqh ‘alâ amadhâhib al-arbaa tomo I, página 191)

Para los shafi’i y maliki, la recitación del Corán será hecha en voz baja, mientras que para los hanbali será en voz alta.

 

Related Post