Los padres en el Islam

La educación de la mujer (enseñanza y aprendizaje)

La educación de la mujer en el islam

educación mujeres

El Islam permite la educación de la mujer, incluyendo la enseñanza y el aprendizaje

El Islam permite la educación de la mujer, incluyendo la enseñanza y el aprendizaje. En el Islam hay incluso órdenes referentes a esto, expresadas en muchos pasajes del Corán y la Sunnah. Por ejemplo, este tipo de versos coránicos genéricos se dirigen a la mujer. Estos textos exhortan al ser humano, varón o hembra, a participar en el aprendizaje y la enseñanza (Al `Alaq 96: 1-5), recuerdan al hombre de la bendición de la educación (Al-Yumu’ah, 62: 2), (Ar-Rahman, 55: 1-4), y señalan las virtudes del conocimiento y de los eruditos (Al-Muyadilah, 58:11).

Aparte de los textos genéricos anteriores, hay versos coránicos que ordenan a las mujeres que aprendan y enseñen, como la orden a las madres de los creyentes, las esposas del Profeta Muhammad, de memorizar “la sabiduría”, que se refiere a las tradiciones proféticas, incluyendo las declaraciones del profeta Muhammad, sus actos y su aprobación tácita, y a enseñar a la gente, tanto a hombres como a mujeres (Al-Ahzab 33:34).

El Profeta Muhammad estaba muy interesado en la educación de las mujeres. Abu Said Al-Khudri informó que algunas mujeres pidieron al Profeta fijar un día para ellas, ya que los hombres estaban tomando todo su tiempo. Acto seguido, les prometió a ellas un día para las enseñanzas religiosas y mandamientos. (Al-Bujari)

Ibn Abbás informó que el Mensajero de Allah una vez salió con Bilal. Se dirigió hacia las mujeres, pensando que no lo habían oído (al pronunciar su sermón). Así que las amonestó y les ordenó pagar limosnas. Las mujeres (al oír eso) comenzaron a dar limosnas; algunas donaron sus pendientes, algunas dieron sus anillos y Bilal fue recogiéndolo todo en el borde de su manto. (Al-Bujari)

El Islam insta a los hombres a educar a sus esposas y a los cargos femeninos. Abu Burdah informó, de una narración de su padre, que el Mensajero de Allah dijo: “Tres personas tendrán una doble recompensa: una persona de la Gente del Libro que creyó en su profeta (Jesús o Moisés) y luego cree en el Profeta Muhammad (i. e. abrazando el Islam), un esclavo que desempeña sus funciones para con Allah y su amo, y el amo de una esclava que le enseña buenos modales y la educa en la mejor forma posible (en la religión) y luego la manumite y se casa con ella”. (Al-Bujari).

El Islam también insta a la educación de las hijas. Abdullah relató que el Mensajero de Allah dijo: “El que tiene una hija a la que enseña buenos modales, la educa bien y le pasa las bendiciones de Allah que le dio a él, la tendrá (a su hija) como una cortina y pantalla para protegerle del Fuego del Infierno” (At-Tabarani y Abu Nu`aym).

La educación de la mujer en el cristianismo

El cristianismo prohíbe a la mujer el aprendizaje y enseñanza, con el pretexto de que esto se contradice con el estado de subordinación y sujeción al hombre en el que se supone que debe estar de acuerdo con la ley.

Por ejemplo, en el Nuevo Testamento, leemos: “Que vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación”. (1 Corintios 14: 34-35)

También leemos: “Que La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”. (1 Timoteo 2: 11-12).

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.