La virgen Maria
Sat, 20 Jul 2024

La fe en Allah únicamente – El Tawhid

fe tawhid

Debemos ver al Creador, en todo lo que hay y pasa en el mundo, esto es el tawhid; pero son muy pocos lo que ven la Mano de Allah en todo lo que ocurre.

La fe en el Creador únicamente – El Tawhid – contra el materialismo moderno.

Debemos ver a Allah en todo, pero son muy pocos lo que ven la Mano de Allah en todo lo que ocurre. ¿Lo ven como algo que viene de Allah o más bien se interpone su condicionamiento y acaban atribuyéndolo a los procesos con los que ocurren? Vivimos en este mundo de causas secundarias y es natural que contemplemos la existencia en estos términos. La diferencia entre nosotros y nuestros antepasados es que se les enseñaba la verdad, era su base inquebrantable, y en consecuencia les era más fácil superar las apariencias y ver las cosas tal y como son. Mientras tanto, nosotros hemos sido adoctrinados de tal manera en la mentira, que es casi imposible ver las cosas tal y como son.

Una forma significativa en la que el conocimiento de Allah afecta directamente a nuestras vidas cotidianas es en la cuestión del rizq, la provisión. Allah, bendecido y ensalzado sea, es ar-Razzaq, el Proveedor. Allah alimenta y sustenta todo lo que existe, incluidos nosotros. Esto significa que la energía que empleamos en obtener un medio de vida, tenga la forma que tenga, no es la causa que nos permite obtener lo que necesitamos. Allah es Quien nos provee. Y es crucial comprender las implicaciones que esto conlleva.

La cultura en que vivimos –y ahora ya es evidente que hay un sistema económico único que llega a cada rincón del planeta– está absolutamente regida por el imperativo económico. Y como bien sabemos, este sistema está más extendido y es más dominante que ningún otro en la historia de la humanidad. Ha obtenido su supremacía mediante el uso sin escrúpulos de técnicas financieras usureras que han atrapado al mundo en una red de bancos, mercados e instituciones financieras donde, tanto los individuos como las naciones, están atenazados por una espiral de deudas imposibles de pagar. La consecuencia directa de esta situación, es que en todo el mundo se definen la vida humana y los ideales de las personas basándose en objetivos económicos.

En las escuelas se enseña a los niños que sus carreras, sus puestos de trabajo en el futuro, es lo único que importa en la vida, y su educación está orientada hacia ese fin. El resultado es que la ansiedad sobre el empleo o el paro, sobre los ingresos o la falta de los mismos, es lo que ocupa las cabezas y los corazones de la mayoría de la gente y lo que constituye el tema principal de conversación. La manera en la que este orden global ha llegado a esclavizar a todo el mundo –tanto musulmanes como los que no lo son– es convenciéndoles de que su sustento depende del sistema tal y como es. Lo único que puede cortar esta red asfixiante y liberar a la gente, es la espada del tawhid, el conocimiento verdadero de la Unidad Divina. La gente tiene que recordar que su sustento depende sólo de Allah y de ninguna otra cosa; según esta visión, lo que realmente debería importarles es, la consciencia de y la obediencia a, Allah, nuestro Señor y Creador.

El esplendor y la gloria del tawhid no están basados en que es una ciencia intelectual asombrosa, que sin duda lo es, sino porque ha sido una realidad viva para muchas generaciones de musulmanes en todos los rincones del mundo, del mismo modo que sabemos lo será para las futuras. A nuestra generación compete recuperar el tawhid de la manera más auténtica.

Related Post