El propósito del Ramadán

ramadan

Ramadán es una fuente de purificación para el alma, el corazón, el cuerpo y la mente.

Por Sarah Temori

El mes de Ramadán ha llegado y los musulmanes de todo el mundo estarán cumpliendo el ayuno. Para aquellos que no están familiarizados con el Islam y el Ramadán, el propósito de este mes sagrado es mucho más que abstenerse de comer y beber; se trata de una fuente de purificación para el alma, el corazón, el cuerpo y la mente.

En el Corán, Dios dice:

¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojalá tengáis temor (de Allah)! (Al-Baqarah 2: 183)

Cumplir el Ramadán es obligatorio para todos los musulmanes, ya que el ayuno es uno de los cinco pilares del Islam. Esto excluye a los niños (que aún no han alcanzado la pubertad); aquellos que están enfermos, los viajeros, las embarazadas y las menstruantes. Si no son capaces de recuperarel ayuno, entonces están obligados a dar alimentar a una persona por cada día que han perdido de ayuno.

En el Corán, Dios dice:

Por un determinado número de días, fijados para ello.
Pero el que esté enfermo o de viaje, podrá hacerlo, en igual número, otros días.
Y los que pudiendo ayunar (no lo hagan o interrumpan su ayuno) que alimenten, como exención, a unos pobres.
Pero quien haga el bien espontáneamente será mejor para él.
Y que ayunéis es mejor para vosotros, si sabéis. (Al-Baqarah 2: 184)

En el mes de Ramadán se hizo descender el Corán, dirección para los hombres y pruebas claras de la Guía y del Discernimiento; así pues, quien de vosotros vea el mes*, que ayune, y el que esté enfermo o de viaje que lo haga en otro momento, por el mismo número de días.
Allah quiere para vosotros lo fácil y no lo difícil, pero quiere que completéis el número (de días) y que proclaméis la grandeza de Allah por haberos guiado.
¡Ojalá seáis agradecidos! (Al-Baqarah 2: 185)

El mes de Ramadán cambia cada año, ya que se basa en el calendario lunar islámico. El avistamiento de la luna nueva marca el primer día de Ramadán. Desde el amanecer hasta la puesta del sol, los musulmanes deben abstenerse de comer y beber, así como de mantener relaciones sexuales (con cónyuges), fumar y blasfemar. Para que el ayuno sea válido, cada persona debe tener la sincera intención de ayunar en su corazón y su mente antes del amanecer. Además, muchos musulmanes toman una comida conocida como “Suhur,” antes del amanecer, y después hacen su primera oración del día, conocida como “Fajr”. La puesta de sol marca el fin del día de ayuno y se conoce como “Iftar”. En este momento, los musulmanes suelen romper el ayuno con agua y dátiles, hacen la oración del Magrib (puesta de sol), y luego comen.

En el Corán, Dios dice:

… Y comed y bebed hasta que, del hilo negro (de la noche), distingáis con claridad el hilo blanco de la aurora; luego completad el ayuno hasta la noche. Pero si hacéis retiro en las mezquitas, no vayáis a cohabitar con ellas mientras éste dure. (Al-Baqarah 2: 187)

Este mes es una verdadera prueba del carácter de cada uno, prueba a cada individuo en los malos hábitos que pueda tener y permite que se purifiquen de estos comportamientos. Ramadán sirve a los musulmanes como herramienta para aumentar su paciencia y el autocontrol. También es un humilde recordatorio de aquellos que viven en la pobreza y pasan hambre a diario, y permite que uno verdaderamente se de cuenta de sus bendiciones y de gracias, tanto interna como externamente.

El mes de Ramadán tiene un doble propósito que va de la mano: ayuda a los musulmanes a purificarse y pulir su carácter, y aumenta su espiritualidad. A medida que cada individuo se separa de los deseos mundanos como la comida, la bebida y el sexo, se acercar más a Dios. Durante el Ramadán, se espera de los musulmanes que pasen su tiempo libre en actos de adoración, como la oración, la recitación de Corán, y asistiendo a la oración nocturna en la mezquita durante el Ramadán, conocida como “Tarawih.”

Tarawih proviene de la palabra árabe “Raha,” que significa descansar y relajarse. Debido a la excesiva duración de estas oraciones, se hizo costumbre tomar descansos a la mitad de ellas, lo que derivó en el nombre de Tarawih. Durante las oraciones de Tarawih, se recita cada noche de Ramadán una sección del Corán, conocida como “Juz”, y al final del mes, se completan los 30 “Ajiza”de los que está compuesto el Corán. Tanto hombres, como mujeres y niños son animados a asistir a estas oraciones voluntarias.

La caridad es otro de los cinco pilares del Islam y es conocido como “Zakat”, que significa “purificación”. Los musulmanes que tienen medios están obligados a dar caridad obligatoria a los pobres durante el Ramadán; esto se conoce como “El Zakat al-Fitr.” La palabra “Fitr” significa romper el ayuno, por lo tanto, el propósito de esta caridad es proporcionar alimento a los que están en necesidad, y debe darse antes de la oración del Eid, día con el que concluye el mes de Ramadán. Por otra parte, el Zakat al-Fitr está destinado a servir como método de construcción de relaciones entre las personas de la sociedad, que reúne a los ricos y pobres, al entregar personalmente la caridad a los necesitados.

Durante el Ramadán, hay una noche en particular, que es la más significativa, es “Laylat al-Qadr”, conocida como “la Noche del Decreto.” Esta noche es cuando la primera revelación del Corán descendió al profeta Muhámmad. Se cree que Laylat al-Qadr tiene lugar en una noche impar durante los últimos 10 días del Ramadán. Durante estos 10 días, muchas mezquitas tienen “Qiyams”, lo que se traduce por “estar en pie”, donde los musulmanes se reúnen y pasan toda la noche en oración y adoración. El Corán afirma que Laylat al-Qadr es “mejor que mil meses” de adoración.

En el Corán, Dios dice:

Es cierto que lo hicimos descender en la noche del Decreto.
¿Y cómo hacerte saber qué es la noche del Decreto?
La noche del Decreto es mejor que mil meses.
En ella descienden los ángeles y el espíritu(Yibril) con las órdenes de tu Señor para cada asunto.
Paz, ella dura hasta el despuntar del alba (Al-Qadr 97: 1-5)

Ramadán tiene 29 ó 30 días de duración, dependiendo de la visualización de la luna. Termina con el “’Eid al-Fitr”, que significa “la celebración de romper el ayuno”. Durante este día de fiesta los musulmanes asistirán a la oración del Eid por la mañana y luego pasarán el resto del día con los amigos y la familia celebrando, intercambiando regalos y disfrutando de la comida y la bebida. Con el final del Ramadán, los musulmanes, una vez más comienzan su rutina regular de comer, beber e intimar. Sin embargo, es responsabilidad de cada individuo recordar el propósito de este mes sagrado y poner en práctica las lecciones que han aprendido.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.