El ojo de la verdad – 2

El ojo de la verdad
-2-

Por: Faten Sabri

Verdad ojo cristianos biblia

Los musulmanes creen que la ciudad de Jerusalén es un lugar santo que fue escogido por Dios para siempre, sin embargo, la ciudad de la Meca para ellos es el esperado Sión profetizado en la Biblia.

 

Cuando se le preguntó a Jesucristo sobre el lugar para la adoración de Dios, declaró que ésta se llevaría a cabo en un lugar nuevo y que no sería Jerusalén.
Esta declaración era la indicación de cambiar la dirección de la Oración de Jerusalén hacia la Meca y el cambio del liderazgo religioso de los israelitas a los árabes.

Le dijo la mujer: me parece que tú eres Profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, pero vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar. Jesús le dijo: —Mujer, créeme que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren. Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu y en verdad es necesario que lo adoren.” (Juan, 4:19-24)

Jesús habló aquí acerca de los verdaderos creyentes que adorarían a Dios en un lugar que no sería Jerusalén.
En el Nuevo Testamento, Jesús se refiere a una piedra que fue rechazada por los constructores, y luego que esa piedra se convirtió en la piedra angular. También se menciona que “el reino de Dios será quitado y entregado a un pueblo que producirá sus frutos”.

Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: La piedra que desecharon los edificadores, ha venido a ser cabeza del ángulo. El Señor ha hecho esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos? Por tanto, os digo, que el reino de Dios se os quitará a vosotros, y será dado a una gente que produzca los frutos de él.” (Mateo 21:42-43)

Según la versión islámica de la historia, Abraham llevó consigo a Ismael y Agar y se estableció en Meca (Paran en la Biblia). Una ciudad donde existe el valle de Baca.

¡Oh, Señor nuestro! He establecido parte de mi descendencia en un valle (Valle de Baca) árido de poca vegetación junto a Tu Casa Sagrada, para que, ¡oh, Señor nuestro!, cumplan con la oración. Infunde en los corazones de la gente amor por mi descendencia, y provéelos de todo alimento para que sean agradecidos.” (Corán, Surat Ibrahim, 14:37)

 

El Valle de Baca se menciona en la Biblia.

¡Cuan amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos! Codicia y aun ardientemente desea mi alma los atrios de Jehová: Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo. Aun el gorrión halla casa, Y la golondrina nido para sí, donde ponga sus pollos en tus altares, oh Jehová de los ejércitos, Rey mío, y Dios mío. Bienaventurados los que habitan en tu casa: Perpetuamente te alabarán (Selah). Bienaventurado el hombre que tiene su fortaleza en ti; En cuyo corazón están tus caminos. Atravesando el Valle De Baca pónenle por fuente, Cuando la lluvia llena los estanques. Irán de fortaleza en fortaleza, verán á Dios en Sión. Jehová Dios de los ejércitos, oye mi oración: Escucha, oh Dios de Jacob (Selah). Mira, oh Dios, escudo nuestro, y pon los ojos en el rostro de tu ungido. Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos: Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios, que habitar en las moradas de maldad. Porque sol y escudo es Jehová Dios: Gracia y gloria dará Jehová: No quitará el bien á los que en integridad andan.” (Salmos, 84:1-11)

A pesar de la afirmación de que los versos anteriores hablan de la supuesta Sión y discuten sobre su existencia, las descripciones dadas son aplicables a la Meca.

Y llama a la gente a la peregrinación. Vendrán a ti a pie o en flacos camellos desde todo camino alejado para atestiguar los beneficios que para ellos hay y para recordar el nombre de Dios en los días sabidos, sobre las cabezas del ganado que Él les ha proporcionado. ¡Comed pues de ellas y alimentad al indigente, al necesitado!” (Corán, Surat Al Hayy, 22: 27-28)

 

– Las puertas de la Meca están abiertas día y noche:

Y [recuerda] cuando establecimos la Casa como un lugar de reunión y de seguridad para las gentes. «¡Tomad el sitio de Abraham como un lugar de oración!» Y encargamos a Abraham e Ismael que purificasen Mi casa para los que la circunvalan y los que permanecen en ella en adoración y los que inclinan su cabeza y los que ponen su frente en el suelo. ” (Corán, Surat Al Baqarah, 2: 125)

 

– En la Meca, la violencia, la devastación, la destrucción y la caza están prohibidas:

En verdad, a quienes no creen y ponen barreras para dificultar el acceso a la senda de Dios y a la Mezquita Sagrada, la cual dispusimos para toda la gente, tanto para los residentes como para los de fuera, y a quienes pretendan cometer en ella injusticia y opresión, les haremos probar del castigo doloroso. ” (Corán, Surat Al Hayy, 22:25)

La ciudad de la Meca es el lugar donde los peregrinos van de montaña en montaña (fortaleza en fortaleza):

En los versículos bíblicos anteriores (Salmos 84: 11) se menciona “van de fortaleza en fortaleza”, en el texto hebreo, la palabra original que se usó en este verso significaba una colina, una montaña o una barrera. Esta es una descripción muy clara de uno de los rituales de los musulmanes conocido como Al Safa y Al Marwa en la ciudad santa de La Meca durante la peregrinación, puesto que van de colina en colina. Esto muestra otra posible tergiversación que se encuentra en el Antiguo Testamento.
El verso comienza con “Bienaventurado el hombre cuya fortaleza en ti”, y esto también se refiere al Profeta final Muhammad que vino con el mensaje puro del monoteísmo.

Además, el Valle de Baca se menciona claramente como un sustantivo en el verso bíblico, por lo tanto, es un lugar existente y no metafórico como creen otros. También está escrito en letras mayúsculas, lo cual confirma este supuesto.

Los versículos bíblicos, como se dice, hablan de un lugar sagrado que acomoda las cortes del Señor. De hecho, todas esas descripciones se aplican a la ciudad de Meca.

Los musulmanes creen que la ciudad de Jerusalén es un lugar santo que fue escogido por Dios para siempre, sin embargo, la ciudad de Meca para ellos es el esperado Sión profetizado en la Biblia. El significado de la palabra Sión es ‘lugar elevado’, que es una descripción metafórica de un lugar santo y que se aplicó en muchas ciudades, se ha usado en sentido figurado para la iglesia y para Israel en el cautiverio babilónico, por lo que parece que se ha utilizado para cualquier grupo o conjunto de personas que adoran a Dios, o para referirse a una ubicación geográfica específica que se puede aplicar a la Meca en lo que aquí refiere.

La Iglesia Anglicana imprimió en Nueva Zelanda un libro de oraciones que reemplaza la palabra Sión y la palabra Israel con las palabras “la montaña sagrada de Dios” y “el pueblo de Dios” para garantizar que los términos religiosos originales no se confundan.

Además, la idea de que el texto habla sobre el pasado se puede rechazar fácilmente, ya que la expresión de incidentes ocurridos en la forma del pasado se usa en el lenguaje de la Biblia. “Los antiguos escritores usaron el tiempo futuro para denotar el presente, el pasado sin discriminación y el pasado para denotar el futuro”, dice Espinosa: “Esto causó muchas similitudes.”

Es bien sabido que el Templo de Jerusalén se estableció mucho tiempo después de la época del Profeta Abraham, mientras que la Santa Casa en la Meca estaba allí incluso antes del tiempo de Abraham, y de hecho fue la primera Casa de culto designada para la humanidad, que fue construida por el Profeta Adán con la ayuda de los ángeles de Dios que colocaron los cimientos de esta casa y fueron reconstruidos más tarde por el Profeta Abraham.

En verdad, la primera Casa establecida para la humanidad como bendición y guía es, sin duda, la de Baca.” (Corán, Surat Aal Imrán, 3:96)

La Ka’aba que existe desde la más remota antigüedad; era visitada anualmente por personas de los rincones más lejanos de Arabia; y su carácter sagrado era respetado por toda Arabia.
Los siguientes versos ordenan alabar al Creador en las aldeas habitadas por Cedar, en referencia a glorificarlo y alabarlo en la Meca. Cedar es un hijo de Ismael y un antepasado de los árabes. Su descendencia vivió en Arabia. Leemos:

Canten al SEÑOR un cántico nuevo, ustedes, que descienden al mar,y todo lo que hay en él; canten su alabanza desde los confines de la tierra, ustedes, costas lejanas y sus habitantes. Que alcen la voz el desierto y sus ciudades, y los poblados donde Cedar habita. Que canten de alegría los habitantes de Selá,
y griten desde las cimas de las montañas.” (Isaías 42: 10-11)

El Profeta Ismael es la base del Árbol Familiar del Profeta Muhammad a través de Cedar. Los seguidores de Ismael, el Profeta Muhammad y todos los musulmanes, son fieles hasta hoy a este pacto de circuncisión. Los musulmanes alzan sus voces al alabar y glorificar a Dios Todopoderoso en la Meca. En sus cinco oraciones diarias, los musulmanes incluyen la alabanza del Profeta Abraham y sus seguidores con la alabanza del Profeta Muhammad y sus seguidores.

Estos, pues, son los nombres de los hijos de Ismael, por sus nombres, por sus linajes: El primogénito de Ismael, Nabaioth; luego Cedar, y Abdeel, y Mibsam.” (Génesis 25:13)

 

La Meca, que está cubierta por una multitud de camellos y en la que se congregan bandadas de Cedar.

Una multitud de camellos te cubrirá, Camellos jóvenes de Madián y de Efa. Todos los de Sabá vendrán, Traerán oro e incienso, y traerán buenas nuevas de las alabanzas del SEÑOR. Todos los rebaños de Cedar serán reunidos para ti, los carneros de Nebaiot estarán a tu servicio. Subirán como ofrenda agradable sobre Mi altar, y Yo glorificaré la casa de Mi gloria.” (Isaías 60: 6-7)

La ciudad de la Meca se localiza entre Midian (Arabia Saudita del norte) y Sheba (Yemen)
Cedar y Nebaioth son hijos de Ismael: De acuerdo con Génesis 25:13, Cedar fue el segundo hijo de Ismael, el antepasado del Profeta Muhammad. Nebaioth es el hijo primogénito de Ismael.

Abraham decidió asentarse con Ismael y su madre Agar allí debido a una instrucción divina dada a Abraham como parte del plan de Dios. Agar no encontró agua; así que corrió siete veces entre dos colinas en busca de agua. Este es el origen de uno de los rituales que realizan los musulmanes durante la peregrinación a la ciudad de Meca al igual que el ritual que se mencionó anteriormente referente a las dos fortalezas.

Y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró. Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó á Agar desde el cielo, y le dijo: ¿Qué tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está. Levántate, alza al muchacho, y ásele de tu mano, porque en gran gente lo tengo de poner. Entonces abrió Dios sus ojos, y vio una fuente de agua; y fue, y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho. Y fue Dios con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco“. (Génesis 21: 16-21)

La Biblia nos dice que un pozo de agua brotó en el Desierto de Paran (el nombre ‘Paran’ o ‘Faran’ se ha usado a menudo para referirse específicamente al desierto y las montañas cerca de donde se encuentra la Meca), de donde Agarre bebió y dio de beber a su hijo Ismael.

De ahí que los versículos anteriores mencionan el Valle de Baca, que se convierte en un lugar de manantiales. El pozo todavía está disponible y se llama el pozo de Zamzam. Como se mencionó anteriormente, Abraham e Ismael más tarde reconstruyeron la Ka’aba (la casa de adoración) en Meca. El lugar donde Abraham solía realizar oraciones cerca de la Ka’aba todavía está allí (la Estación de Abraham).

Durante la peregrinación, peregrinos de todo el mundo conmemoran la ofrenda de Abraham e Ismael al sacrificar un carnero.

El hecho de que exista otra área llamada Faran en el sur de Palestina no impide la existencia de otro Faran habitado por Ismael, y la evidencia histórica nos lleva a Hijaz (Arabia), donde el Profeta Ismael y su padre reconstruyeron la Ka’aba, y donde el pozo de Zamzam surgió bajo sus pies, hecho que ha sido reconocido por varios historiadores, como Jerome y el teólogo Eusebio, que han dicho que Faran es la Meca.

Mapa pintado en la corte francesa en tiempos de Luis XIV que muestra la ubicación de las Montañas de Faran (Paran) en Arabia.

Aquí encontramos un mapa pintado en la corte francesa en tiempos de Luis XIV que muestra la ubicación de las Montañas de Faran (Paran) en la Península Arábiga.

Beersheba es uno de los nombres del pozo de Zamzam que se encuentra en la ciudad de la Meca, y según la fe de los musulmanes, no es el nombre de una ciudad en Palestina, ya que la descripción geográfica del pozo no se aplica al lugar ubicado en el sur de Palestina como se afirma. Así que aquí encontramos otro intento de ocultar la verdad.

De hecho, no hay lugar en la tierra distinto a la ciudad de la Meca en donde un pozo haya brotado para Agar y su hijo Ismael, y en el cual Ismael vivió y engendró una gran nación.

Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto, se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto. Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. Y volvió Abraham a sus siervos, y se levantaron y se fueron juntos a Beerseba; y habitó Abraham en Beerseba.” (Génesis 22: 13-19)

Aquí, el verso habla sobre un lugar que Abraham le ofreció a su hijo, y este sitio sería el lugar en el que las generaciones adorarían a Dios. No hay lugar en la tierra donde los judíos o los cristianos celebren el sacrificio de Abraham y adoren a Dios. Pero en realidad en el Islam, los musulmanes llevan a cabo una gran fiesta, “la fiesta del sacrificio”, ellos creen que el origen de esta fiesta, es el sacrificio de Ismael que ocurrió en la Meca.

También leemos:

Yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.” (Isaías 56: 7)

Puesto que los judíos son una sola nación, a diferencia del mundo islámico, por lo tanto, esta profecía es sobre el peregrinaje a la Meca.
Este verso se refiere a:

– La montaña sagrada (Monte Arafat): al pie del monte de Arafat se encuentra uno de los pilares de la peregrinación en el Islam.

– Durante la peregrinación, los carneros son sacrificados para conmemorar la historia de Abraham e Ismael. (Los sacrificios de la Peregrinación).

 

Sobre la autora:

Faten Sabri (1973) es una pensadora musulmána jordana. Es conocida por su interacción frecuente con diferentes culturas y religiones ya que habla diferentes idiomas. Estudió religión comparativa, lo que que le permite hablar sobre temas controvertidos en el Islam con quienes están interesados por la verdad y con pensadores libres. Ha escrito libros sobre el mensaje del Islam, el concepto original de Dios y Jesucristo en el Islam, y escribe artículos de forma mensual en revistas internacionales. Estos libros y artículos han sido traducidos y distribuidos en más de 9 idiomas.

Related Post