La virgen Maria
Thu, 25 Jul 2024

Lo que el Islam dice sobre los niños

niños

En el Islam, los derechos de un niño comienzan incluso antes del nacimiento

El Islam es una religión revelada por Dios para todas la gente, en todos los lugares, en todo momento. Como tal, el Islam es accesible a todos y es particularmente consciente de la importancia del respeto, los derechos y las responsabilidades. Las palabras del Corán y las tradiciones auténticas del Profeta Muhammad (la paz sea con él) contemplan los derechos y las responsabilidades establecidas por Dios para la humanidad. No están sujetos a los caprichos y deseos de los hombres o las mujeres, por lo tanto no cambian.

Estos derechos únicos mencionados en el Islam también incluyen los derechos de los niños. Los derechos de los niños no están garantizados por las acciones de sus padres, sus comunidades o incluso sus gobiernos. Sino que Dios mismo garantiza los derechos de los niños. El Islam establece un marco legal y encarna un código de ética diseñado para proteger los derechos del individuo, incluyendo su derecho a vivir en una sociedad segura.

Para los niños, la seguridad es de suma importancia. Los derechos de un niño comienzan incluso antes del nacimiento, de hecho, comienzan antes de la concepción. El Corán y las tradiciones auténticas del Profeta Muhammad dejan claro que dos personas no deben entrar en un matrimonio descuidadamente. Es necesario mucha reflexión y preparación antes de que el hombre y la mujer se comprometan el uno con el otro y ala familia que puede resultar de su unión. El Profeta Muhammad dijo: “Hay cuatro razones por las que casarse con una muejer: su riqueza, su linaje, su belleza y su compromiso religioso. Casaos con la que es religiosamente comprometida”. (Abu Dawud y An-Nasa’i) Si un hombre y una mujer han dedicado sus vidas a adorar y agradar a su Creador, entonces los derechos de los niños que puedan tener están garantizados automáticamente.

Adorar a Dios significa obedecer Sus órdenes y Sus mandamientos, entre los que se incluyen asegurar los derechos del niño. Al casarse en lugar de tener una relación ilícita la pareja ya ha comenzado a asegurar los derechos de sus futuros hijos. Un niño tiene el derecho de conocer y entender su linaje. Una vez concebido el niño, tiene derecho a la vida. El Corán deja muy claro que toda vida es sagrada. No es permisible terminar un embarazo porque uno teme ser incapaz de sostener financieramente a un niño o a otro niño más. Es Dios quien es el Proveedor y Sustentador de toda vida.

[…] no matéis a vuestros hijos por temor a la miseria. Nosotros os proveemos a vosotros y a ellos […] (Al-An’am 6: 151)

Al tomar la decisión de abortar es importante recordar que tener un hijo es una bendición de Dios y que todas estas bendiciones deben ser aceptadas con alegría y gratitud. Hay muchas personas en el mundo que no son capaces de tener hijos, por lo tanto, cuando Dios bendice a una familia con uno, debe ser una causa de celebración y felicidad. Sin embargo, los niños no son juguetes ni posesiones. Con ellos viene una gran responsabilidad. El Corán y la Sunnah del Profeta Muhammad (la paz sea con él) hablan claramente de la responsabilidad que conlleva criar a un niño. Es una obligación para los creyentes criar y cuidar a los niños y educarlos como seres humanos morales y justos. Asegurarse de que son miembros valiosos de la raza humana en general y de sus familias en particular. Desatender este deber podría conducir a una persona a alejarse del camino de la justicia y alejarse de Dios.

¡Vosotros que creéis! Guardaos a vosotros mismos y a vuestra gente de un fuego cuyo combustible serán los hombres y las piedras. Sobre él habrá ángeles duros y violentos que no desobedecerán a Allah en lo que les ordene, sino que harán lo que se les ordene. (At-Tahrim 66: 6)

El Profeta Muhammad dijo: “Cada uno de vosotros es un pastor, y es responsable de su rebaño. Por consiguiente, el emir (gobernante) es el guardián (pastor) de la gente y es responsable de su rebaño. El hombre es el guardián de los miembros de su familia y es responsable de ellos, la mujer es guardiana de la casa de su marido y de sus hijos y es responsable de ellos […]”. (Al-Bujari y Muslim)

Cuidar y criar a los niños de la manera apropiada es un deber de los padres y no siempre es fácil. De hecho, Dios nos recuerda en el Corán que los niños pueden incluso ser una gran prueba para sus padres. Los triunfos y tribulaciones de la vida son una prueba y los niños no son una excepción. Pueden traer gran alegría, pero en ocasiones pueden traer también gran tristeza. Dios, en Su infinita sabiduría, nunca deja a un ser humano solo e incapaz de afrontar las pruebas de la vida.

Realmente vuestras riquezas e hijos no son sino una prueba, pero Allah tiene a Su lado una enorme recompensa. (At-Taghabun 64:15)

Siguiendo las enseñanzas del Islam, el creyente puede hacer frente a todos los eventos de la vida incluyendo las pruebas, las dudas y los triunfos. El consejo islámico correcto para criar y cuidar a los niños cubre todos los aspectos de la vida. Al igual que el Islam mismo, es un consejo holístico. El bienestar físico, emocional y espiritual tienen la misma importancia. Es interesante ver que el Islam siempre ha defendido los derechos de los niños. La visión islámica de la infancia afirma que es un periodo único en la vida de un individuo. [1] Esto está en oposición con la ideología occidental/europea donde el concepto de la niñez no fue tratado hasta el siglo XVI. [2] No es que en occidente no tuvieran hijos o jóvenes, sino que los consideraban pequeños adultos, con las mismas necesidades y deseos que los adultos. A lo largo de la historia islámica y en la literatura islámica, los derechos y responsabilidades de los niños son claros. Los padres, las familias y las comunidades tienen ciertas responsabilidades hacia los niños. Muchas de ellos son obligatorios, y en el Día del Juicio, Dios preguntará a los adultos sobre el trato a sus hijos.

El estudioso islámico Shaij Uzaymeen (que Dios tenga misericordia de él) describió a los niños como un fideicomiso dado a los padres por Dios.

También dijo que los niños deben ser bien alimentados, ir bien arreglados, debidamente vestidos para las estaciones y con buena apariencia. Los niños tienen derecho a la educación, al aprendizaje religioso y a la orientación espiritual. Sus corazones deben estar llenos de fe y sus mentes entretenidas con una guía adecuada, con conocimiento y sabiduría.

Nota del editor

El Profeta Muhammad prohibió entre otras cosas la agresión a los niños, incluso en tiempos de guerra, cuando todos los valores de la humanidad se dejan de lado. Nafi’ narró de la autoridad de Ibn `Umar que en una batalla el Mensajero de Allah vio a una mujer muerta. Así que desaprobó eso y prohibió el asesinato de mujeres y niños. (Malik)

___________________________

Notas a pie de página:

  • Avner Giladi, Children of Islam: los conceptos de infancia en la sociedad islámica
  • medieval, Macmillan, Oxford, 1992.

(2) Philippe Aries, Siglos de infancia, Vintage Books, Nueva York, 1962

___________________________

Fuente: http://www.islamreligion.com

Related Post