Los padres en el Islam

Súplicas proféticas para epidemias y enfermedades

Por: Redacción
súplicas

El Dua es la mejor defensa en todas las situaciones. Estos son algunos de los Duas (súplicas) que el Profeta Muhammad recomendaba recitar para buscar la protección Divina contra enfermedades.

«El Dua es el arma del creyente» nos dijo el Profeta, la paz sea con él, y como tal, es su mejor defensa en todas las situaciones. Estos son algunos de los Duas (súplicas) que el Profeta Muhammad recomendaba recitar para buscar la protección Divina contra enfermedades. Estas oraciones proféticas son una forma de buscar la protección de Allah y de reconocer que todo está en Sus manos y una forma de calmar nuestra ansiedad y miedo a lo que pueda pasar. Aún así, no garantizan que no vayamos a contraer alguna enfermedad. Hemos de ser conscientes de que, si esto sucede, es el decreto de Allah para nosotros. Allah dice en el Corán:

Todo viene de Allah”. (Corán, Surat An Nisaa, 4:78)

Todo lo bueno que llega al hombre y todo lo malo que le acontece provienen originalmente de la voluntad de Allah: es decir, todo es de Allah. Cuando el hombre usa su libre albedrío y hace una elección incorrecta de varias opciones disponibles, puede que cause algo malo. Debemos recordar que el mal es la ausencia del bien. Por lo tanto, es cierto que los acontecimientos malvados provienen del hombre. También es posible que lo que parece ser malo pueda resultar bueno al final. En tales casos, el mal no es más que un medio de crecimiento espiritual para el hombre, y no necesariamente tiene que ser «malo» en realidad.
A este respecto el Profeta, que la paz sea con él dijo:

Asombroso es el asunto del Mu’min (creyente) puesto que hay bien en todos sus asuntos y este no es el caso de nadie excepto del Mu’min. Si son felices, entonces agradecen a Allah y eso es bueno para ellos. Si son perjudicados y muestran paciencia y eso es bueno para ellos”. (Muslim, 2999)

También dijo:

Si Allah ama a un alguien, entonces lo aflige con pruebas. Quien es paciente tiene la recompensa de la paciencia, y quien es impaciente tiene la falta de la impaciencia”. (Musnad de Ahmad, 23122)

Y en otro lugar encontramos que alguien le preguntó:

¡Oh Mensajero de Allah! ¿Cuál de las personas es puesta a prueba más severamente?». Él dijo: «Los Profetas, luego los más cercanos a ellos (en justicia), luego los más cercanos a ellos. Una persona es juzgada según su creencia; si son firmes en su creencia, entonces sus pruebas son más severas, y si son débiles en su religión, entonces son juzgados de acuerdo con la fuerza de su creencia. El siervo continuará siendo juzgado hasta que camine sobre la tierra sin ninguna falta”. (Tirmidhi, 2398).

Por otro lado, esto no quiere decir que no debamos de hacer súplicas para buscar la protección de Allah en contra de la dificultad o enfermedades, por supuesto que podemos y debemos de hacerlo, pero hemos de saber que, si ocurren, también puede ser un beneficio y tener una razón. Debemos pedir protección a Allah mediante súplicas.

Duas – Súplicas proféticas para las epidemias y enfermedades

1. Aban ibn Uzman dijo: “Escuché a Uzman ibn Affan (su padre) decir: escuché al Mensajero de Allah, que la paz sea con el, decir:

“Si alguien dice tres veces:

Bismil-lah al-ladhi la yadurru ma’a ismihi shay’un fi al-ardhi wa la fis-samaa’i wa huwa as-sami’ al-‘alim.

«En el nombre de Allah, cuando cuyo nombre se menciona nada en la Tierra o en el Cielo puede causar daño, y Él es el Oyente, el Conocedor»,

No sufrirá aflicción repentina hasta la mañana, y si alguien dice esto por la mañana, No sufrirá aflicciones repentinas hasta la tarde”.

Aban se vio afectado por una parálisis y cuando un hombre que escuchó la tradición comenzó a mirarlo, le dijo: ¿Por qué me miras? Juro por Allah, no dije una mentira sobre Uzman, ni Uzman dijo una mentira sobre el Profeta, que la paz sea con él. Pero ese día cuando me afligió me había enojado y olvidé decirlas”. (Abu Daud, 5088)

2. Anas Ibn Malik transmitió que el Profeta, que la paz se con él, solía decir:

Allahuma inni a’udhu bika min albarasi walyununi walyudhaami wa min sayy’i-l asqaami.

Oh Allah, busco refugio en Ti de la lepra, la locura, la elefantitis y las malas enfermedades”. (Abu Dawud, 1554)

3. Ziyad ibn ‘Alaqah transmitió de tu tío, que el Profeta, que la paz sea con él, solía decir:

Allahuma yannibni munkaraati alajlaaqi wa alahwaa-i wal’amaali waladwaa.

Oh Allah, mantenme alejado del carácter, deseos, acciones y enfermedades malvadas”. (Mustadrak Hakim 1949)

4. Halua bint Hakim Sulamiyya transmitió: escuché al Mensajero de Allah, que la paz sea con él, decir: “Cuando alguien llega a un lugar y dice:

A’uthu bi-kalimaat illahi at-taamaati min sharri ma khalaq.

Busco refugio en la palabra perfecta de Allah del mal de lo que ha creado

Nada le dañará hasta que abandone ese lugar”. (Muslim 2708)

5. Ibn Umar dijo: “El Mensajero de Allah nunca abandonaba esta súplica, cada mañana y cada tarde:

Allahumma inni as’alukal-‘afwa wal-‘afiyah fid-dunya wal-ajirah. Allahumma inni as’alukal-‘afwa wal-‘afiyah fi dini wa dunyaya wa ahli wa mali. Allahum-mastur ‘awrati, wa amin raw’ati wahfazni min bayni yadayya, wa min jalfi, wa ‘an yamini wa ‘an shimali, wa min fawqi, wa ‘audhu bika an ughtala min tahti.

Oh Allah, busco Tu perdón y beneplácito en este mundo y en el próximo. O Allah, pido Tu perdón y beneplácito en mi asuntos religiosos y mundanos, mi gente y mi riqueza. O Allah, cubre mis faltas, calma mis temores, y protégeme de lo que viene de frente y de lo que viene por detrás, y lo que viene por mi derecha y por mi izquierda y lo que viene por encima de mí. Y busco refugio de ser tomado sin darme cuenta por debajo de mí”. (Ibn Mayah 3871)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Loading...

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.