La virgen Maria

La cooperación en el Islam

La cooperación en el Islam

La gente no puede vivir a menos que cooperen entre ellos

En el Corán, Dios dice:

Y buscad ayuda en la virtud y en el temor (de Allah) (Al-Ma’idah 5: 2)

Allah ha creado al ser humano como un ser débil que necesita cooperar continuamente con los demás seres humanos a lo largo de su vida. Esto se ve claramente en los asuntos mundanos. El hombre necesita a alguien para sembrar y cosechar para él, y necesita a alguien para hacer herramientas, bienes de mercado y comprar cosas. En resumen, la gente no puede vivir a menos que cooperen entre ellos.

Los musulmanes se necesitan unos a otros con respecto a ambos asuntos, mundanos y religiosos. Por lo tanto, la cooperación entre los musulmanes es algo importante que le complace a Allah y lo convirtió en la base para el bienestar religioso y mundanal. Si los musulmanes logran esta cooperación serán una estructura fuerte e integrada y un solo cuerpo. Todo esto confirma que la cooperación y el apoyo mutuo entre ellos es algo esencial. Eso incluye muchos aspectos de la vida de los musulmanes, que se resumen en las palabras birr (rectitud) y Taqwa (piedad), como Allah dice:

Y buscad ayuda en la virtud y en el temor (de Allah), no en la desobediencia ni en la transgresión.

Y temed a Allah, es cierto que Allah es Fuerte castigando. (Al-Ma’idah 5: 2)

Estas son las dos palabras que resumen todos los atributos de la bondad, tales como creencia, conducta, leyes y demás. Los versos del Corán y los hadices del Profeta afirman que la solidaridad entre los musulmanes, los individuos, las sociedades, los gobiernos y los pueblos, es uno de las ideas más imprescindible, y una de las acciones que son esenciales para el bienestar de la sociedad, el bienestar de sus asuntos religiosos y la solidez de sus interacciones y para unir en contra de un enemigo común.

La solidaridad islámica significa ayudarse unos a otros, estar hombro con hombro, apoyar y asesorar a los otros. Eso incluye disfrutar lo que es bueno, prohibir lo que es malo, llamar a otros a Allah y guiar a la gente a aquello que le conducirá a la felicidad y salvación, en esta vida y en la próxima.

La solidaridad islámica también incluye la enseñanza a los ignorantes, ayudar a los indigentes, el apoyo al agraviado, impedir al malhechor hacer mal a los demás, establecer la ley de Allah, el mantenimiento de la seguridad, detener a los malhechores y los corruptores, la protección de las carreteras, proporcionar medios de transporte por tierra, mar y aire y proporcionar los medios de comunicación, tanto terrestres como por cable, para que sus intereses mundanos y religiosos comunes pueden ser alcanzados, con el fin de facilitar la cooperación entre las personas en todo lo que pueda proteger a la verdad, establecer la justicia y extender la paz y la seguridad en todas las regiones.

El apoyo mutuo también incluye la conciliación entre las personas, la resolución de conflictos entre ellos y la lucha contra la parte infractora hasta que cumpla con la orden de Allah, de acuerdo con las palabras de Allah:

Temed a Allah, poned orden entre vosotros y obedeced a Allah y a Su mensajero si sois creyentes. (Al-Anfal 8: 1)

Y si dos bandos de creyentes luchan entre sí, reconciliadlos, pero si uno de ellos abusa del otro, combatid al que haya abusado hasta que vuelva a la orden de Allah; y si lo hace, arreglad las cosas entre ellos con justicia y siendo equitativos. Es cierto que Allah ama a los equitativos.

Los creyentes son, en realidad, hermanos; reconciliad pues a vuestros hermanos y temed a Allah para que se os pueda dar misericordia. (Al-Hujurat 49: 9-10)

El profeta Muhámmad (la paz sea con él) dijo: “La relación entre un creyente y otro es como una estructura, unas partes aguantan a las otras”, y entrelazó los dedos. (Al-Bujari y Muslim)

Y dijo: “La apariencia de los creyentes en su amor mutuo, en la misericordia y la compasión es la del cuerpo; si una parte de ella se queja, el resto del cuerpo se une y permanece despierto y sufriendo la fiebre “. (Al-Bujari y Muslim)

Estos hadices y otros indican claramente que el apoyo mutuo, la compasión y el cuidado entre los musulmanes, y la cooperación en hacer el bien son obligatorios. Comparándolos a una estructura única o un único organismo indica que mediante el apoyo y la ayuda mutua, y mostrando compasión el uno al otro, se unen e integran y los salva de la maldad de sus enemigos.

En el Corán, Allah dice:

Para que de vosotros surja una comunidad que llame al bien, ordene lo reconocido e impida lo reprobable. Esos son los que cosecharán el éxito. (Aal ‘Imran 3: 104)

El profeta Muhámmad llamó a esta Ummah (comunidad) a afirmar la unicidad de su Señor (Tawhid), a unirse a su cuerda, unirse en verdad, a formar una sola fila contra el enemigo común, a la consecución de sus intereses y a servir a su justa causa, de conformidad con los mandatos de Dios:

Llama al camino de tu Señor por medio de la Sabiduría, la buena exhortación y convenciéndolos de la mejor manera, verdaderamente tu Señor conoce a quien se extravía de Su camino y conoce a los guiados. (An-Nahl 16 : 125)

Todo esto puede resumirse señalando que es esencial para los musulmanes que cooperen en la justicia y la piedad, y los musulmanes deben hacer todo lo que puedan con el fin de lograr esta cooperación, tal como la fundación de organizaciones benéficas, centros de da`wah, círculos de estudio del Corán, y acciones similares, lo que ayudará a unir y organizar sus esfuerzos.

Los musulmanes deben ayudarse mutuamente y deben dedicar su energía y riqueza en establecer una verdadera cooperación en justicia y piedad. Un musulmán no debe dejar de ofrecer algo a sus hermanos y de ayudarles con lo que necesitan en términos mundanos o religiosos.

Por lo tanto, ¡queridos musulmanes! Siempre uníos entre vosotros y sabed que vuestro Señor [Allah] es uno. No alberguéis rencor entre vosotros y siempre suprimid vuestro enfado al recordar que Dios ama de entre sus siervos a los que son pacientes.

En el Corán, Dios dice:

Acudid prestos hacia un perdón de vuestro Señor y a un Jardín preparado para los temerosos, cuyo ancho son los cielos y la tierra.

Esos que dan en los momentos de desahogo y en los de estrechez, refrenan la ira y perdonan a los hombres. Allah ama a los que hacen el bien. (Aal ‘Imran 3: 133-134]

_________________

Fuente: icicecenter.com.

Related Post