Comparación

¿Es el dios de Muhámmad vengativo?

vengativo

El Corán afirma que el envío del profeta Muhámmad al mundo fue una misericordia para toda la creación, y nada vengativo.

Por: Ibrahim H. Malabari

Existe un error de entendimiento de las enseñanzas del profeta que está profundamente arraigado en la actitud de Occidente hacia Islam y que no tiene fundamento alguno. El Profeta (la paz sea con él), que fue enviado como una misericordia para toda la creación, enseñó a sus seguidores que Dios tiene muchos nombres que se han revelado a su creación. De éstos, el Misericordioso y el Compasivo son los atributos más citados en el Corán y dos de los más importantes.

Cada capítulo (excepto uno) en el Corán comienza con la invocación: “En el nombre de Dios, el Misericordioso, el Compasivo”. De hecho, el nombre “Misericordioso” (Ar-Rahman) como un nombre de Dios no era conocida por los árabes cuando se reveló por primera vez en el Corán. Fue introducido a ellos por la revelación y cuando preguntaron qué se refiere, se reveló:

“Di: Llamad a Allah o llamad al Misericordioso, como quiera que Le invoquéis, Él tiene los nombres más hermosos”. (Al-Isra ’17: 110).

Por otra parte, el nombre de “Misericordioso” no es sólo uno de sus muchos nombres bellos; que ocupa un lugar muy importante en el Islam, es un principio establecido en el Islam que la Misericordia de Dios está por encima de su ira. De hecho, el Profeta informó que Dios dice, “Mi Misericordia supera mi ira”. Existen numerosos versos y dichos del profeta del Islam que establecen la centralidad de la misericordia y la compasión de Dios. Por ejemplo, el Profeta declara que “Dios es compasivo y ama la compasión. Provee compasión de una manera que no lo hace con la dureza”.(At-Tabarani)

En otro dicho, dice el profeta: “Allah tiene cien partes de misericordia, envió una al mundo y la dividió entre su creación. Por ella, se tratan unos a otros con compasión y misericordia. Se ha quedado noventa y nueve porciones consigo de modo que él pueda tener piedad de sus servidores en el Día del Juicio”. (Muslim)

El Corán ha declarado que el envío del profeta Muhámmad al mundo fue una misericordia para toda la creación. De hecho la misericordia de Dios no sólo impregna el cosmos, sino que también es un principio jurídico y ético fundamental en el Islam. Los investigadores han demostrado que la misericordia de Dios se manifiesta en las normas legales reveladas a la humanidad.

También se puede ver la misericordia en la enseñanza del Profeta sobre la Otra vida, como son el cielo y el infierno. La naturaleza misma del infierno como un lugar de sufrimiento humano y castigo es a menudo citada como una razón para apoyar la conclusión de que Dios es vengativo. Sin embargo, un análisis más detallado de la forma en que el cielo y el infierno se describen en el Corán, así como su finalidad, ofrecerá una visión de la misericordia de Dios, incluso en la próxima vida.

Cuando Dios describe el cielo y el infierno en el Corán, las descripciones del infierno son a menudo muy breves en comparación con las del cielo. Por ejemplo, el capítulo 55 del Noble Corán contiene 22 versos bellos y que detallan de forma elocuente el Jardín, mientras que solo 7 de sus versos tienen que ver con el infierno.

Además, el Corán indica que el infierno no ha sido creado por razones arbitrarias. Por el contrario, el Corán, cuando describe el fuego del infierno, a menudo lo complementa con las razones por las que sus habitantes terminaron allí.

En muchos lugares, las razones se refieren a la conducta social de uno, tales como la falta de caridad hacia los pobres o la explotación injusta de la gente. Es interesante remarcar que muchos de estos pecados implican el malhechor y otras personas, y no son sólo “pecados contra Dios”.

Por lo tanto, el castigo y el fuego del infierno en sí están relacionados con la justicia, y por extensión, la misericordia de Dios. ¿Debería un Dios misericordioso permitir a los criminales quedar impunes? ¿Debería dejar sin castigo el mal realizado contra alguien? ¡Por supuesto que no! Por lo tanto, el infierno y el castigo es, en sí mismo, una misericordia a las víctimas del delito, y un aspecto necesario de la justicia.

Para mantener los parámetros de la justicia, el Profeta dejó claro que el castigo no tendrá lugar hasta que todos los procedimientos de un juicio justo se hayan completado: se presentarán los registros, los testigos serán llamados, incluso nuestros ojos, oídos y articulaciones darán testimonio . Nadie será tratado injustamente. Por otra parte, mientras que Dios, por Su misericordia. Premiará en gran abundancia a aquellos que son justos en grados exponenciales, no castigará a los malhechores a excepción de sus crímenes y malas acciones. El Corán dice:

“Quien venga con buenas acciones tendrá algo mejor que ellas, y quien venga con malas acciones… Los que lleven a cabo las malas acciones no serán recompensados sino por lo que hicieron”. (Al-Qasas 28:84)

Incluso mientras que el Corán habla del castigo y el fuego del infierno, a menudo llega al final de las afirmaciones con las ideas de la misericordia y el perdón de Dios, por lo general mencionando que “Él es el más Misericordioso, el Más Perdonador”. Incluso al dirigirse a los malhechores y criminales, Dios les anima a no desesperar de su infinita misericordia y perdón. Como Dios dice:

“Di: ¡Siervos míos que os habéis excedido en contra de vosotros mismos, no desesperéis de la misericordia de Allah, es verdad que Allah perdona todas las faltas, pues Él es el Perdonador, el Compasivo!” (Az-Zumar 39:53)

En este sentido, las enseñanzas del Profeta muestran que incluso el castigo puede ser visto como una acción misericordiosa de Dios. Hay tradiciones proféticas que indican que para muchas personas entrar en el infierno será una prueba de purificación, por lo que los pecadores, finalmente, entrarán al cielo tras pagar por sus malas acciones. Sin infierno, sería injusto para estas personas entrar en el cielo, e incluso, sin el infierno, no podrían tener la oportunidad de degustar y apreciar el cielo -de nuevo mostrando las razones detrás de la creación misericordiosas del infierno de Dios.

Por lo tanto, de lo anterior, se puede ver que las enseñanzas del profeta Muhámmad muestran que Dios no es vengativo, sino misericordioso y compasivo, en este mundo y el siguiente.

________________________

Fuente: Tomado del libro del autor “Diez Preguntas y Respuestas sobre el profeta Muhámmad”.

Related Post