Comparacion coran libros

Honrar a los padres

Padres

Todas las religiones divinas ordenan honrar a los padres como un acto de gratitud

Todas las religiones divinas ordenan honrar a los padres como un acto de gratitud y prometen una gran recompensa por hacer el bien a los padres en este mundo y en el Más Allá. Además, prescriben castigos severos para los que sean desobedientes con sus padres, o al menos predicen el posterior sufrimiento y aberración de quien lo hace.

En el Antiguo Testamento, leemos el siguiente verso: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da”. (Éxodo 20:12)

También en el Antiguo Testamento, nos encontramos con otro verso que dice que el que maldiga a su padre o a su madre irá por mal camino. Leemos el siguiente verso: “Al que maldice a su padre o a su madre, Se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa”. (Proverbios 20:20)

Además, el Antiguo Testamento prescribe la sentencia de muerte para quien hiera a sus padres. Leemos el siguiente verso: “El que hiriere a su padre o a su madre, morirá”. (Éxodo 21;15)

El Nuevo Testamento ordena a los niños obedecer a sus padres en todo, porque esto agrada a Dios. En el Nuevo Testamento, leemos el siguiente verso: “Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor”. (Colosenses 3:20)

El Nuevo Testamento promete a aquellos que honren a sus progenitores vidas felices y largas. Leemos los versos siguientes: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra”. (Efesios 6:1-3)

El Corán frecuentemente ordena un trato amable hacia los padres. Más de una vez, el Corán ordena a los niños hacer el bien a sus progenitores. Por ejemplo, leemos los versículos siguientes:

Y cuando hicimos que los hijos de Israel tomaran sobre sí el Compromiso. Les dijimos: No adoraréis a otro que Allah, haréis el bien a vuestros padres… (Al-Baqara 2:83) 

Adorad a Allah sin asociar nada con Él y haced el bien a vuestros padres… (An-Nisá 4:36)

Di: Venid que os declare lo que vuestro Señor os ha prohibido: [Él ordena] que no asociéis nada con Él, que hagáis el bien a vuestros padres… (Al-An’am 6:151)

Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él y que hagáis el bien con los padres. Y si a alguno de ellos, o a los dos juntos, les llega la vejez junto a ti, no les digas “uff” ni los rechaces, sino que háblales con buenas palabras. Baja sobre ellos el ala de la humildad que viene de la misericordia y di: ¡Señor mío! Ten piedad de ellos, al igual que ellos me criaron cuando era pequeño.
(Al-Isrá 17:23-24)

Al reflexionar sobre los versos del Corán mencionados, nos damos cuenta de que la orden de honrar a los padres se coloca en segundo lugar después de la orden de adorar a Allah solo y sin asociar nada con Él. Esto señala la importancia que tiene la obediencia hacia los padres. En todos los versículos anteriores, el deber hacia los padres se considera el deber más importante para los seres humanos.

El Profeta Muhammad (la paz sea con él) incluyó la bondad a los padres en los actos que más agradan a Dios. Abdullah (que Allah esté complacido con él) relató: “Le pregunté al Mensajero de Allah: “¿Qué acto es el que más agrada a Allah?” Él respondió: “La oración a su tiempo.” Yo dije (de nuevo): “Y después, ¿qué?” Él respondió: “El buen trato a los padres.” Yo dije (de nuevo): “Y después, ¿qué?” Él respondió: “El esfuerzo sincero (yihad) por la causa de Allah.”” (Al-Bujari)

 

Related Post