Comparacion coran libros

Prohibición del asesinato

Asesinato

En el Nuevo Testamento y en el Corán encontramos repetidas condenas del asesinato en más de una ocasión.

No hace falta ni decir que toda las religiones divinas prohíben el asesinato. En el Nuevo Testamento y en el Corán encontramos repetidas condenas del asesinato en más de una ocasión.

En el Antiguo Testamento, vemos que el siguiente versículo se repite dos veces: “No matarás”. (Éxodo 20:13 y Deuteronomio 5:17). Este versículo está incluido en los Diez Mandamientos de la Torá.

En el Antiguo Testamento también, nos encontramos con la historia del asesinato de Abel a manos de su hermano Caín y vemos cómo Dios castigó a Caín por semejante crimen. En el Antiguo Testamento leemos los siguientes versículos:

“Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano? Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra. Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado. He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará. Y le respondió Jehová: Ciertamente cualquiera que matare a Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo matase cualquiera que le hallara. Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén”. (Génesis 4:8-16)

Tanto en el Nuevo Testamento como en el Antiguo Testamento observamos que Jesús repite el siguiente mandamiento más de una vez: “No matarás”. (Mateo 5:21; Mateo 19:19; Marcos 10:19; y Lucas 18:20)

El Corán prohíbe el asesinato. Podemos leer el siguiente versículo:

Di: Venid que os recite lo que vuestro Señor os ha prohibido: [Os ordena] Que no asociéis nada con Él, que hagáis el bien a vuestros padres y que no matéis a vuestros hijos por temor a la miseria. Nosotros os proveemos a vosotros y a ellos, no os acerquéis a las faltas graves ni externa ni internamente y no matéis a quien Allah ha hecho inviolable excepto por derecho. Esto es lo que se os encomienda para que tal vez razonéis. (Al-An’am 6:151)

En el Corán también leemos la historia de Abel y Caín pero con diferentes detalles:

Y cuéntales la verdad de la historia de los dos hijos de Adán, cuando ofrecieron un sacrificio y le fue aceptado a uno pero al otro no. Dijo: “¡Te mataré!” Contestó: “Allah solo acepta de los que Le temen.

Si levantas tu mano contra mí para matarme, yo no levantaré la mía para matarte, pues yo temo a Allah, el Señor de los mundos.

Prefiero que vuelvas llevando mi delito además del tuyo y seas de los compañeros del Fuego. Esa es la recompensa de los injustos”.

Y su alma le sugirió que matara a su hermano y lo mató, convirtiéndose en uno de los perdidos.

Entonces Allah envió un cuervo que se puso a escarbar en la tierra para hacerle ver cómo debía ocultar el cadáver de su hermano. Dijo: “¡Ay de mí! ¿Es que no voy a ser capaz de hacer como este cuervo y enterrar el cadáver de mi hermano?” Y quedó así arrepentido.

Por esto les decretamos a los hijos de Israel que quien matara a alguien, sin ser a cambio de otro o por haber corrompido en la tierra, sería como haber matado a la humanidad entera. Y quien lo salvara sería como haber salvado a la humanidad entera. Y así fue como les llegaron Nuestros mensajeros con las pruebas claras y sin embargo, después, y a pesar de esto, muchos de ellos se excedieron en la tierra. (Al-Maida 5:27-32)

Related Post