padres

La creencia en los mensajeros de Allah

mensajeros

La religión de Muhammad es la religión final y completa de la verdad, la de los mensajeros.

Tener iman (creencia) en los mensajeros de Allah es creer que Allah (exaltado sea) ha seleccionado los mejores entre la humanidad como mensajeros y los envió a Su creación con legislaciones específicas: adorar y obedecer a Allah y establecer su religión y su Tawhid (unicidad de Allah) en su señorío, adoración y nombres y atributos.

Él (Gloria a Él) ordenó a sus mensajeros transmitir este mensaje a la gente para que no tuvieran ninguna prueba contra Allah o excusa para la desobediencia después de que los enviara. Dieron buenas nuevas del placer de Allah y Su Yannah (Paraíso), reservado a los que creen en ellos y sus enseñanzas, y dieron severa advertencia de la ira de Allah y Su castigo reservado a los que no creen en ellos y sus enseñanzas:

No mandamos a los enviados sino como anunciadores de buenas noticias y advertidores. Todo el que crea y sea recto, no tendrá nada que temer ni se entristecerá.

Y quienes nieguen la verdad de Nuestros signos, por haberse salido del camino, serán alcanzados por el castigo. (Al-An`am 6:48, 49)

Ellos (los incrédulos), por lo tanto, no serán capaces de decir:

Para que no dijeran, si a causa de los que sus manos presentaban les venía alguna desgracia: Señor nuestro ¿Por qué no nos enviaste algún mensajero para que hubiéramos podido seguir Tus signos y haber sido creyentes? (Al-Qasas 28:47)

Hubo muchos Profetas y Mensajeros; nadie sabe su número exacto excepto Allah. Allah dice:

Es verdad que antes de ti ya habíamos enviado mensajeros; te hemos dado noticias de algunos de ellos y de otros no, a ningún mensajero le correspondió traer ningún signo sin que fuera con el permiso de Allah y cuando la orden de Allah llegaba, se decidía con la verdad, siendo la perdición de los que atribuían falsedades. (Ghafir 40:78)

Uno debe creer en todos ellos y que eran pura y verdaderamente seres humanos, no eran seres sobrenaturales. Allah dice:

Antes de ti no hemos enviado sino hombres que recibieron Nuestra inspiración, preguntad a la gente del Recuerdo si vosotros no sabéis.

No les dimos cuerpos que no necesitaran alimento ni eran inmortales. (Al-Anbiya’ 21: 7, 8)

No comparten ninguna característica específica con Allah en absoluto. Ellos tampoco pueden traer beneficios ni pueden causar daño. Ellos no tienen ningún control sobre el universo de ningún tipo, ni pueden hacer con él lo que quieran. Ellos no pueden hacer nada, solo Dios es capaz de hacerlo. Allah dice:

Di: No soy dueño de beneficiarme o de perjudicarme más de lo que Allah quiera. Si yo conociera el No-Visto habría tenido mucho bien y el mal nunca me habría tocado.

Pero no soy mas que un advertidor y alguien que anuncia buenas noticias a la gente que cree. (Al-A`raf 7: 188)

Si uno cree solo en algunos de ellos y no en todos estará cometiendo un acto de kufr (incredulidad) y se considera que están fuera del Islam. Allah dice:

Aquéllos que niegan a Allah y a Sus mensajeros y quieren hacer distinción entre Allah y Sus mensajeros; y dicen: Creemos en unos pero no creemos en otros; queriendo tomar un camino intermedio.

Esos son los verdaderos incrédulos. Y hemos preparado para los incrédulos un castigo denigrante. (An-Nisa’ 4: 150, 151)

De entre los Mensajeros están aquellos a quienes Allah llama ‘Ulul-‘Azm o “los de fuerte determinación”. Ellos eran los más fuertes de los mensajeros para llevar el mensaje, transmitiendo a su gente y siendo pacientes y firmes en su misión. Eran Nuh (Noé), Ibrahim (Abraham), Musa (Moisés), `Isa (Jesús), y Muhámmad (que la suma de la misericordia de Allah sea con todos ellos).

El primer mensajero fue Noé. Allah dice:

Es verdad que te hemos inspirado al igual que inspiramos a Nuh y los profetas posteriores a él. (An-Nisa ‘4: 163)

Muhámmad (la paz sea con él) fue el último y sello de los mensajeros; no vendrá ninguno después de él hasta el último día. Allah dice:

Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros hombres, sino que es el Mensajero de Allah y el sello de los profetas. (Al-Ahzab 33:40)

La religión de Muhammad completó el mensaje de Allah a la humanidad, y por lo tanto ha dejado sin efecto todas las religiones que la precedieron. Es la religión completa y final de la verdad que es obligatorio a seguir, y seguirá siendo así hasta la última hora.

¿Quién es Muhámmad?

Su nombre es Muhammad Ibn ‘Abdullah Ibn Abdul-Muttalib Ibn Hashim, y su apodo es Abul-Qasim. Él era de la tribu árabe de Quraish, cuyos ancestros se remontan a ‘Adnan. ‘Adnan era de los hijos de Isma’il (la paz sea con él), el Profeta de Dios e hijo de Ibrahim (la paz sea con él), el Jalil (amigo íntimo) de Allah. El Profeta dijo: “De hecho Allah escogió la tribu de Kinanah sobre las otras tribus de los hijos de Isma`il; Él eligió a los Quraysh sobre las otras tribus de Kinanah; Él eligió Banu Hashim sobre las otras familias de los Quraish; y Él me eligió de Banu Hashim”. (Muslim)

Muhámmad recibió su primera revelación de Dios a la edad de cuarenta años, y permaneció en Meca durante trece años llamando al Tawhid de Allah. Después emigró a Medina y llamó a sus habitantes al Islam, que lo aceptaron. Allí, Allah reveló las legislaciones restantes.

El Profeta conquistó Meca ocho años después de su emigración, y Dios tomó su alma a la edad de sesenta y tres años, después de revelarle todo el Corán. Todas las legislaciones de la religión fueron reveladas, completadas y perfeccionadas y la mayoría de la nación árabe aceptó el Islam.

Los frutos del Iman en los Mensajeros

A través de la creencia en los mensajeros de Allah, uno se beneficia de las siguientes maneras:

1- Uno se da cuenta de la misericordia y el amor que Dios tiene con Sus siervos al enviarles mensajeros que les transmiten a ellos su religión.

2- Ayuda a distinguir a los creyentes sinceros en su fe de los demás, ya que corresponde a alguien que cree en su propio mensajero creer en los otros Mensajeros profetizadas en los libros divinos.

3- Multiplicando las buenas acciones, puesto que que creen en su propio mensajero, además de que creer en los otros Mensajeros de Allah, recibirán doble recompensa.

_________________________

El artículo es un extracto del libro del autor “Cómo convertirse en un musulmán”, el Islam House (2004).

Related Post